Alimentación consciente o cómo evitar comer por aburrimiento

alimentación_consciente

La Alimentación Consciente reduce el riesgo de trastornos alimenticios.

La Alimentación Consciente presta atención al consumo de los alimentos, haciéndolo a propósito y sin juzgarse

Cristina Paredes
Se lee en 2 minutos

¿Alguna vez has comido por aburrimiento, por ansiedad o por tristeza? ¿Sabías que comer conscientemente te podría ayudar a llevar un estilo de vida saludable? A esto se le llama ‘alimentación consciente’ y se refiere a “la atención que se presta a los alimentos, haciéndolo a propósito y sin juzgarse, reduciendo así el consumo de la comida y del tiempo“, según afirma la Fundación Española de la Nutrición (FEN).

María Cristina Martínez Brotons, psicóloga de la Unidad de Obesidad Quirónsalud Valencia, señala que muchas veces comemos sin tener hambre ya que “incorporamos patrones disfuncionales de relación con la comida, otorgando al comer el poder de cubrir necesidades ajenas al hambre“, explica la experta.

En este artículo te contamos cómo poner en práctica la alimentación consciente y qué productos hay disponibles en las farmacias.

¿La alimentación consciente ayuda a perder peso?

“Durante muchos años, la cultura de la dieta se ha enfocado en promover la pérdida de peso corporal por medio del consumo de alimentos de baja densidad energética, el conteo de calorías e incluso la restricción de la ingesta alimentaria. Sin embargo, esto no es una práctica sostenible a largo plazo y tiene el riesgo de generar trastornos de alimentación en las personas”, afirma la FEN.

Por este motivo, el modelo que propone la alimentación sostenible pretende animar a las personas a prestar atención a las señales internas del cuerpo y a equilibrarlas. Estas señales son: la satisfacción (placer y el bienestar), el cuidado (necesidades físicas), psicológicas (emocionales y sociales) y la salud.

Además, algunos estudios apuntan que dedicar más tiempo al consumo de alimentos disminuye la ingesta de calorías.

¿Cómo practicarla?

La FEN destaca una serie de consejos para poner en práctica la alimentación consciente.

  • No comas si no se tienes mucha hambre. Los nutricionistas aconsejan comer cuando el cuerpo te lo pida.
  • Come tranquilo y sin prisas. Lo ideal es dedicar el tiempo necesario para comer y estar en un ambiente agradable y relajado.
  • Pon atención en lo que comes. No comas con la televisión ni con el móvil. Lo mejor es comer en compañía de amigos o familia.
  • Mastica la comida despacio y saborea los alimentos. Así serás más consciente de lo que te llevas a la boca y la digestión será más ligera.

En las boticas se pueden encontrar productos (sin necesidad de receta médica) que te ayudarán a completar y llevar un estilo de vida adecuado y saludable, como suplementos alimenticios, vitaminas, complementos de triptófano, tirosina, ácido linoleico, etc.

¿Es útil la alimentación consciente?

Asimismo, los nutricionistas de la FEN recalcan que practicar una alimentación consciente aporta los siguientes beneficios sobre la persona:

  • Los hábitos alimentarios cambian a mejor.
  • No hay presiones por seguir dietas restrictivas que luego son insostenibles.
  • La persona decide qué comer y cuánto, basado en su apetito y saciedad.
  • Algunas tendencias sostienen que reduce la ingesta de calorías, ya que la persona dedica más tiempo a saborear los alimentos.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar