Intoxicación alimentaria en verano: 5 consejos para evitarla

Intoxicación alimentaria

Las carnes mal cocinadas provocan intoxicaciones alimentarias.

Los huevos, la mayonesa o los pescados pueden desencadenar intoxicaciones alimentarias

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

El verano no es solo la época favorita de muchas personas, sino también de las bacterias transmitidas por alimentos. Estos microorganismos se desarrollan más rápidamente cuando la temperatura es de entre 30 y 40 grados y hay humedad.

Por ello, las intoxicaciones alimentarias ocurren con mayor frecuencia en los meses de verano. De hecho, hay miles de bacterias diferentes en el ambiente, aunque no todas son malas: algunas se usan de forma beneficiosa como las se utilizan en la producción de queso y yogur.

En este sentido, el Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof) pide extremar las precauciones a la hora de manipular y consumir alimentos. “Durante esta estación, las actividades al aire libre aumentan y es más habitual cocinar fuera de casa“, explican los expertos. “En estas ocasiones, la mayoría de las veces no están disponibles las facilidades existentes en la cocina para mantener los alimentos sanos, tales como el cocinar en un ambiente con temperatura graduada, refrigeración y agua corriente para el lavado de los utensilios”, añaden.

Síntomas de una intoxicación alimentaria

Los expertos relatan que en muchas ocasiones la gente no sabe que lo que están sufriendo ha sido originado por bacterias u otros organismos patógenos presentes en los alimentos. Esto se debe a la similitud de los síntomas con los de una gripe:

Por otro lado, hay grupos que tienen un mayor riesgo de contraer esta infección. En concreto, los niños muy pequeños, las embarazadas, los ancianos y las personas con un sistema inmunológico débil (diabéticos, personas con VIH…).

Alimentos que pueden producir intoxicaciones

Los alimentos que han pasado los controles sanitarios, se conservan a la temperatura adecuada y se cocinan de forma correcta no suelen producir intoxicaciones alimentarias. No obstante, hay que tener precaución con:

  • Pescados
  • Mariscos
  • Huevos
  • Carnes crudas
  • Carnes mal cocidas
  • Aves
  • Mayonesas que han permanecido al aire libre
  • Comidas envasadas en mal estado

Medidas para evitar las intoxicaciones alimentarias

Aunque nuestro sistema inmunitario es muy sabio e intenta evitar siempre las intoxicaciones alimentarias, no lo logra el 100 por cien de las veces. Por lo tanto, los farmacéuticos indican una serie de medidas para evitarlas:

  • Lavarse las manos con agua caliente y jabón antes de tocar cualquier alimento, tras utilizar el baño o tocar animales.
  • Evitar mezclar carnes crudas o alimentos cocinados, porque, según señalan desde el Cgcof, la contaminación cruzada entre alimentos también es una causa común de intoxicación.
  • En la misma línea que el punto anterior, es importante lavar los platos y utensilios que hayan estado en contacto con carnes crudas.
  • Mantener los alimentos a temperatura fría. “Hay que tener especial cuidado con las sobras, puede ser peligroso consumir alimentos que han permanecido fuera de refrigeración por más de 2 horas“, afirman los farmacéuticos.
  • Cocinarlos de manera correcta. Es decir, calentarlos por un tiempo suficientemente largo y a una temperatura suficientemente alta como para matar las bacterias dañinas que causan las intoxicaciones alimentarias.

Para garantizar la máxima seguridad, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) también refuerza los sistemas de control de los alimentos en esta época para reducir los riesgos de enfermedades transmitidas por los alimentos.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar