Productos con cannabis en boticas: desde cápsulas a aceites

Cannabis medicinal

Los productos medicinales con cannabis no están recomendados para todo el mundo.

Estos productos con cannabis calman el estrés y sirven para tratar dolores musculares

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

¿Es posible comprar productos con cannabis en la farmacia? La respuesta es sí, pero hay matices que es necesario subrayar. La producción y venta de cannabis o marihuana no está permitida en España para otros fines que no sean los médicos. Por lo tanto, además de los medicamentos para tratar enfermedades que solo se dispensan con prescripción médica, en las boticas encontramos cremas, aceites o cápsulas de los que hablaremos en este texto.

“No es justo aprovechar la demanda y necesidades de muchos pacientes respecto de la sustancia para defender su uso recreativo, el cual requiere un abordaje y un debate totalmente diferente”, matizan desde el Colegio de Farmacéuticos de Barcelona. “Se desaconseja totalmente el consumo de la resina (es decir, hachís o chocolate), porque tiene una mayor concentración en principios activos -mayor posibilidad de intoxicación- y también contiene productos que se mezclan con la sustancia y pueden ser muy tóxicos“, añaden.

Productos con cannabis en las farmacias

No es raro encontrarse el dibujo de una hoja de marihuana en un producto de farmacia. En su justa medida, el cannabis tiene propiedades medicinales beneficiosas. Por ello, en las farmacias se pueden comprar cualquiera de estos artículos:

  • Cápsulas para aliviar dolores musculares
  • Enjuague bucal para mejorar las condiciones de la cavidad oral
  • Aceite oral aporta múltiples beneficios sobre el sistema nervioso.
  • Gel que actúa como antiinflamatorio, ideal para tratar contracturas musculares, esguinces y golpes así como realizar masajes en zonas doloridas.
  • En comprimidos con valeriana para reducir el estrés
  • Formato gel para el cuidado intensivo del contorno de los ojos, en concreto actúa sobre fatiga, arrugas, bolsas, ojeras, sequedad y líneas de expresión.
  • Aceite de cáñamo que procede de las semillas de Cannabis Sativa y que sirve para regular las concentraciones de las grasas como el colesterol y los triglicéridos y mejorar la función circulatoria.

La última actualización de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios sobre este tema fue hace menos de un mes y en ella se autoriza a utilizarse el cannabis para investigación y producción y/o fabricación y sus productos con fines médicos y científicos, pero solo las empresas indicadas.

El cannabis no es apto para todo el mundo

No obstante, si se necesita algún producto con cannabis más fuerte que los artículos nombrados y para la que se requiera receta médica, es imprescindible saber que no todo el mundo puede tomarlo, ya que pueden desarrollar efectos secundarios. Según apuntan desde el Colegio de Farmacéuticos de Barcelona, no está indicado para:

  • Personas con trastornos psicóticos.
  • Pacientes con problemas psicológicos.
  • Problemas de corazón: arritmias cardíacas, insuficiencia coronaria o pacientes que hayan tenido alguna angina de pecho o infarto.
  • Contraindicado en personas que deban utilizar maquinaria o tengan que conducir.
  • Se desaconseja el uso durante el embarazo y la lactancia, porque el cannabinol puede llegar al feto y también excretarse por la leche materna.
  • Si se está tomando algún medicamento, hay que contrastar siempre que no interaccione con las sustancias que contiene el cannabis.

En el caso de la conducción, si es inevitable, se tendrá que esperar un mínimo de dos horas antes de conducir si se ha consumido cannabis por vía inhalatoria. Mientras que si se ha tomado por vía oral -inhalación, cápsulas, con la comida…-, esperar al menos cuatro horas.

Para más información al respecto se puede consultar esta guía del Cof de Barcelona.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar