Seis recomendaciones básicas para tratar quemaduras solares

Quemaduras solares

Las quemaduras solares suelen aparecer entre 1 y 24 horas después de la exposición solar.

Si aparecen ampollas por quemaduras solares, los especialistas recomiendan no romperlas

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Rojo como un tomate. Así es como te puedes quedar tras un día de playa si no utilizas una protección correcta frente al sol. “Pero el rojo después se transforma en moreno“, dicen muchos. Sin embargo, lo que no se transforma ni desaparece es el daño que puede causar en la piel la exposición solar.

Por ello, desde la farmacia subrayan cada año la importancia de prevenir y evitar las quemaduras solares con fotoprotectores orales y tópicos. Una vez que ya han aparecido las quemaduras, también cuentan con pomadas y lociones para calmar esta quemazón.

“Las quemaduras solares pueden provocar envejecimiento prematuro de nuestra piel, así como ser el origen de desarrollar un cáncer de piel”, afirma Cristina Tiemblo, farmacéutica experta en Dermatología.

En este sentido, apunta que aunque los síntomas de las quemaduras solares normalmente son temporales, el daño de las células de la piel es “permanente”. Por lo que ante esto, la mejor solución es la prevención y la fotoprotección.

Tipos de quemaduras solares

Según la gravedad de las quemaduras solares, la especialista indica que podemos dividirlas en dos categorías con sus síntomas particulares:

  • De primer grado: se caracterizan por una descamación en la parte superficial de la piel, que es la epidermis. Se identifican por enrojecimiento, hinchazón y dolor.
  • De segundo grado: son más graves que las anteriores, afectan tanto a la epidermis como a la dermis, que es la capa más profunda. Estas quemaduras suelen producir ampollas en la piel.

La Fundación Piel Sana, de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), especifica que las quemaduras solares se producen por la exposición excesiva de la piel a los rayos UVB (280 a 320 nm). Los síntomas y signos se suelen manifestar entre 1 y 24 horas después, salvo en los casos graves, que alcanzan su pico máximo a las 72 horas.

Además, de los síntomas nombrados, también pueden presentarse fiebre, escalofríos, debilidad o shock.

En el siguiente vídeo del Consejo General de Farmacéuticos se indican más detalles:

Tratamiento para las quemaduras solares

En caso de tener quemaduras solares, Tiemblo señala varias recomendaciones para su tratamiento y rápida cura:

  • Sumergir la zona quemada en agua fría unos 10 minutos.
  • Utilizar unos apósitos, un paño o una compresa empapada en agua fría y aplicarla sobre la quemadura.
  • Limpiar la quemadura con agua jabonosa teniendo en cuenta que hay que evitar apretar para no irritar esa piel.
  • Si no hay herida abierta se puede aplicar algún producto que favorezca la cicatrización y la regeneración. En farmacia se pueden encontrar lociones, pomadas o cremas que propician los procesos de cicatrización, alivian el dolor y previenen posibles infecciones.
  • En el caso de que aparezca ampolla, no conviene romperla porque esa herida se podría infectar. Si se rompe la ampolla conviene retirar la piel con ayuda de unas pinzas esterilizadas.
  • Por último, se puede colocar una gasa que proteja la quemadura y evite que se pegue a la ropa.

En esta misma línea, desde el Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof) concretan que en el tratamiento de las quemaduras solares leves, pueden utilizarse productos emolientes y protectores.

Sin embargo, en los casos más severos es conveniente la aplicación tópica de corticoides que reducen el picor y la inflamación. Asimismo, los antihistamínicos también son efectivos cuando el picor es la molestia dominante.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar