Qué son los pies cavos y cómo tratar los callos y la sequedad que producen

Los pies de una pareja mientras ella se levanta
Los usuarios de plantillas para pies cavos deben prestar atención a los cuidados de los pies

Cremas hidratantes, limas o bálsamos relajantes, la farmacia ofrece cuidados para los pies cavos

Sonia Navarro
Se lee en 4 minutos

Las dolencias en los pies causan una serie de estragos y dificultades diarias en aquellos que las padecen. Tener los pies cavos -con un exceso notable del arco plantar- afecta negativamente a la calidad de vida de los que lo sufren.

Por ese motivo, conocer qué alternativas ofrecen las plantillas para pies cavos para reducir las molestias y el dolor es esencial en el día a día de estos pacientes. Una forma de abordar esta patología en la que, a las platillas a medida, se suman otra serie de productos disponibles en la farmacia que pueden convertirse en unos grandes aliados.

Como explica el técnico ortoprotésico, José Luis Hernández, los pies cavos se producen al existir muchísima presión tanto en la zona del talón como en la zona del metatarso (almohadilla del pie). Este exceso de curvatura provoca diferentes síntomas como dolor en la planta del pie, en la zona del metatarso e incluso una mayor predisposición a que se formen callosidades.

Cuidar los pies cavos

Para completar el cuidado del pie cavo, desde la oficina de farmacia señalan que existen una serie de productos que no deben faltar en estos casos. La farmacéutica Raquel Izquierdo resume cuáles son estos cuidados que deben ponerse en práctica de forma diaria para evitar problemas de sequedad, aparición de callosidades y durezas:

  1. Cremas hidratantes. Los pies son una zona especialmente seca, por ese motivo es fundamental hidratarlos correctamente para evitar la aparición de durezas. Además, en el caso de los pies cavos, su morfología puede aumentar el riesgo de padecer este tipo de dolencia. Desde la farmacia recomiendan cremas que tengan en su composición urea, glicerina y vaselina.
  2. Desodorante para pies. El aumento de las temperaturas hace que los pies no se escapen de producir más sudor. Además, para los usuarios de plantillas para pies cavos esto puede repetirse a lo largo de todo el año. Para ponerle solución, en la farmacia aconsejan utilizar desodorantes específicos para los pies, sobre todo productos que tengan el formato de polvos para favorecer la eliminación y neutralización de las bacterias que generan este mal olor.
  3. Lima para durezas. Dentro del cuidado diario no deben olvidarse las limas para ayudar a regenerar la piel de los pies. La especialista en farmacia comunitaria recomienda aquellas que tengan distintos grados de dureza para respectar siempre las pieles más sensibles. Además, también recuerda que existen algunas con refuerzo en cristales de diamante para los pies que presentan más durezas o grietas.
  4. Protectores de dedos. En el caso de los pacientes de pies cavos, estos pueden sufrir dolores o rozaduras en los dedos. Para estos casos, en la farmacia se pueden encontrar protectores o apósitos que ayudan a minimizar estas molestias. Los más recomendables son aquellos que pueden recortarse y adaptarse anatómicamente a la forma de los dedos, además es importante que el material permita la transpiración para no provocar un aumento del sudor en la zona.
  5. Aceites y bálsamos relajantes. Los pies con algún tipo de patología sufren mucho, por eso es imprescindible darles un cuidado extra que ayude a relajarnos y a recuperarlos del día. Desde la oficina de farmacia recomiendan los aceites y bálsamos relajantes que pueden aplicarse después de la ducha y que servirán para calmar esta zona tan delicada del cuerpo. Desde el punto de vista de su composición, se recomienda escoger aquellos que tengan extracto de caléndula o de lavanda.

En este apartado de productos, cabe destacar que existen otros que también puede utilizarse para dar un plus de hidratación a los pies. Este es el caso de los calcetines hidratantes formulados con agentes que nutren e hidratan la piel durante la noche. Son eficaces para aquellas personas que vean que necesitan un extra de hidratación en sus pies.

Calmar el dolor en los pies cavos

Desde las oficinas de ortopedia, José Luis Hernández recomienda el uso de plantillas y tratamientos específicos que deberán hacerse a medida en las clínicas de ortopedia. El especialista recalca que estas tendrán que realizarse siempre después de la “valoración de un especialista en Traumatología que será quien estudie el caso y vea cómo puede solucionarse mejor”. Con las pautas que marque el profesional sanitario, el técnico ortoprotésico ya podrá realizar estas plantillas para pies cavos que buscarán minimizar y corregir las molestas de los pacientes.

Por último, desde la ortopedia destacan la importancia de acudir a los profesionales médicos cuando se perciba alguna alteración en la pisada o en la propia morfología del pie. José Luis Hernández reitera que el trabajo del traumatólogo junto al del técnico ortoprotésico pueden ayudar a tratar este problema para así calmar dolores o dificultades al caminar.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar