Tos y mocos: combate la congestión con las plantas medicinales de farmacia

Las plantas medicinales que pueden calmar la tos y los mocos se suelen tomar en infusiones.

Estas plantas medicinales se recomiendan para tratar la tos y los mocos en resfriados, gripes o anginas

Andrea Pérez
Se lee en 1 minuto

Por la noche cuando intentas dormir, recién levantado o en cualquier otro momento del día. La tos está ahí, acechando, y en ocasiones acompañada de mocos. Existen numerosas opciones para calmar estos síntomas y las enfermedades asociadas a ellos como amigdalitis, gripe, bronquitis o resfriado común. En este artículo vamos a tratar los remedios naturales que venden en las boticas para atajar el problema de tos y mucosidad, cuyo uso suele ser a través de infusiones o en extractos (líquido y cápsulas).

“La tos es un mecanismo fisiológico reflejo de defensa del cuerpo para eliminación de cuerpos extraños que pueden bloquear mecánicamente las vías respiratorias y, a la vez, mantener la permeabilidad de las vías”, explica Ricardo Folgado, vocal de Fitoterapia del Colegio de Farmacéuticos de Valencia (Micof).

Por su parte, los mocos también protegen al cuerpo. Se encargan de mantener la nariz hidratada y de retener partículas que no deben llegar a las vías respiratorias. Pero si la cantidad de mucosidad generada es elevada, pueden resultar muy molestos.

12 plantas para acabar con la tos y los mocos

En esta enumeración, Apoteka cita con la ayuda de este experto las plantas que se utilizan en fitoterapia para frenar los mocos y la tos, estas especies principalmente contienen dos sustancias que favorecen la eliminación: mucílagos y saponinas.

Malva (Malva sylvestris)

Tiene propiedades demulcentes (ejerce una acción protectora local) y, por tanto, antiinflamatorias, sobre todo en las mucosas digestiva y respiratoria. Como todas las especies con mucílagos, pueden interferir en la absorción de los medicamentos. Se establece su dosis en 5g/día.

Malvavisco (Althaea officinalis)

Es perfecta para los casos en los que existe tos debida a irritación de la faringe. Las personas diabéticas deben tener precaución en su uso. Si se utiliza la raíz, se emplearán 6g/día en forma de decocción; pero en inflamación de la mucosa oral y faríngea y tos seca asociada a faringitis se utilizan las hojas o flores y la dosis será 5g/día en infusión.

Tusílago (Tusilago farfara)

Gracias a sus propiedades demulcentes, es una de las plantas más utilizada como antitusiva, en concreto, en catarros agudos que tengan tos y ronquera. El experto recomienda una dosis media de 4,5-6 g/día. No se aconseja su uso durante el embarazo, la lactancia o si se tienen problemas hepáticos.

Liquen de Islandia (Cetraria islandica)

Tiene una alta concentración de mucílagos, por lo que se utiliza como antitusivo en dosis de 3 a 8 g de droga.

Amapola (Papaver rhoeas)

Indicada para casos de alteraciones del sueño por tos, tos seca y otras afecciones de las vías respiratorias superiores e inferiores. En extracto, se aconseja tomar 1 ml 3 veces al día diluido en agua.

Hiedra (Hedera hélix)

Destacan por sus propiedades mucolíticas y expectorantes (promueve la expulsión de la tos). Está indicada en el tratamiento sintomático de catarros bronquiales crónicos y para casos de disnea, en dosis de 0,3 g/día. No obstante, hay que tener cuidado, Folgado señala que está contraindicado su uso en menores de 2 años por posible riesgo de agravamiento de síntomas respiratorios, y en embarazo y lactancia. No se debe utilizar en infusión.

Polígala (Polygala senega)

Es una planta con propiedades expectorantes y mucolíticas, actúa por un mecanismo reflejo, por lo que se debe administrar en infusión (de 1,5 a 3 g de droga al día). Si se produce sobredosificación puede provocar irritación gastrointestinal con náuseas, vómitos y diarrea.

Gordolobo (Verbascum thapsus)

Está indicada en el tratamiento de infecciones respiratorias como resfriados, gripe, amigdalitis, faringitis, rinitis, bronquitis y asma.  Se utiliza la flor de 3 a 4 g/día en infusión, filtrándola adecuadamente, aunque también hay en el mercado cápsulas.

Saúco (Sambucus nigra)

Está recomendado su uso en el tratamiento de síntomas respiratorios asociados a gripe y resfriados. El especialista apunta que la dosis media es de 3 g/día de droga en infusión, varias veces al día.

Grindelia (Grindelia robusta)

Según el fitoterapeuta, tiene actividad antiinflamatoria, antitusiva y espasmolítica. “En raras ocasiones da lugar a irritación de la mucosa gástrica, pero normalmente es muy bien tolerada”, comenta. Se deben tomar de 4 a 6 g/día.

Drosera (Drosera rotundifolia)

Ideal para la tos espasmódica e irritativa. Cuenta con propiedades mucolíticas, espasmolíticas, antitusígenas y antibacterianas. Se aconseja una dosis media de 3g/día.

Llantén menor (Plantago lanceolata) y llantén mayor (Plantago major)

No se han descrito “efectos indeseables ni contraindicaciones” al usarlos en el tratamiento de catarros respiratorios con tos, inflamaciones de la faringe o alergias. Su administración es de 3 a 6 g en infusión, repartidas en el día. En niños de 1 a 4 años de 1 a 3 g, y para niños de 4 a 10 años de 2 a 4 g.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar