¿Cómo bajar la fiebre a un bebé? Consejos para calmar síntomas febriles

Consejos para bajar la fiebre de tu bebé

Es necesario usar el termómetro para confirmar que un bebé tiene fiebre

La mayoría de las veces es inofensiva y no es necesario acudir a urgencias

Sara Cabrero
Se lee en 3 minutos

La fiebre es un síntoma muy frecuente entre los bebés. Sin embargo, los padres -sobre todo los primerizos- se preocupan cuando sus hijos tienen unas décimas de más y, sin necesidad, acuden rápidamente al hospital.

Por ejemplo, es muy habitual que un bebé presente fiebre cuando le están creciendo los dientes. En este caso, solo hay que controlar la temperatura y estar atento a que no aumente.

Para evitar visitas innecesarias, en este artículo vamos a averiguar cuándo hay que acudir a urgencias; situación que va a depender de la edad del bebé y la fiebre que tenga.

Qué hacer si tu bebé tiene fiebre

La fiebre es el aumento de la temperatura corporal por encima de los 37 grados durante un tiempo prolongado en respuesta a alguna patología o padecimiento. Las principales causas son inflamatorias e infecciosas, aunque hay una interminable lista de enfermedades que pueden ocasionarla.

El cuerpo humano no mantiene la misma temperatura a lo largo del día, va subiendo y bajando según transcurren las horas. Por esta razón, hay que constatar que este aumento se mantiene durante bastante tiempo. Para confirmarlo, utiliza siempre un termómetro y colócalo debajo de su axila.

  • Cuando un lactante menor de 3 meses tiene fiebre:

Si al tomar la temperatura en la axila presenta 38 grados o más, “hay que llevarlo de forma urgente al pediatra. No esperar a ver si mejora”, indica la farmacéutica Mª Luisa Hermosa Sánchez, del Centro de Información del Medicamento del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Sevilla.

Cuando la temperatura no alcanza los 38º y tiene buen estado general, “podemos probar a desabrigarlo un poco, ponerle paños húmedos en las flexuras de brazos y piernas y ver cómo evoluciona”, señala.

  • Lactantes y niños mayores de 3 meses con fiebre:

Cuando la tempeartura no supera los 39º, presenta buen estado y no tiene antecedentes de riesgo, “lo llevaremos al pediatra si le hemos dado algún antitérmico y no le ha bajado la temperatura”, informa. En caso de que la fiebre baje pero aún tengas dudas, la especialista recomienda acudir a la farmacia más cercana para pedir consejo.

En cualquier caso, advierte de que siempre debemos acudir al pediatra cuando:

  • la fiebre es superior a los 39 grados;
  • el estado febril se prolonga durante más de 2 días;
  • no está al día con el calendario de vacunación;
  • ha viajado al extranjero recientemente;
  • tiene dificultad al respirar;
  • presenta convulsiones, erupciones en la piel, etc.

Consejos para bajar la fiebre del bebé

Además de tener la temperatura alta, también es posible que el bebé que presenta fiebre luzca una piel más pálida; tenga poco apetito; se muestre irritable o no se sienta bien, en general. En la mayoría de los casos, la fiebre es inofensiva y mejorará por sí sola. No obstante, es recomendable saber cómo bajarla en casa si no presenta otros síntomas de gravedad.

En este escenario, la farmacéutica facilita las siguientes pautas:

  • Buena hidratación: ofrecerle lactancia si está con ella, o bien agua o soluciones de rehidratación oral de farmacia.
  • Quitar el exceso de ropa: “De hecho, es conveniente desabrigarlo, ya que los recién nacidos no regulan bien su temperatura corporal”, dice.
  • Baños con agua tibia: es preferible introducirlo cuando esté calentita y añadir poco a poco agua más fría hasta que quede tibia. El agua nunca puede estar fría porque podemos provocarle un cuadro de hipotermia.
  • Administración de antitérmicos solo si la temperatura supera los 37,5 grados o no presenta un buen estado general. Hermosa Sánchez rechaza la administración de dos antitérmicos combinados, alternándolos cada cuatro horas, porque afirma que “lo único que hace es aumentar su toxicidad”. “No emplees esta técnica a menos que tu pediatra así te lo indique”, incide.

Además, avisa de que “no es necesario castigarlos sin salir a la calle” si su estado general es bueno. Con todo, insiste en acudir a la farmacia si surge cualquier duda.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar