Cómo poner correctamente un portabebés, paso a paso

portabebés

Utilizar incorrectamente un portabebés puede causar accidentes graves

Lo mejor para evitar accidentes es seguir una serie de normas estrictas a la hora de utilizar un portabebés

Cristina Paredes
Se lee en 2 minutos

¿Sabes qué el origen de los portabebés se remota muchos años atrás? Llevar a nuestro bebé como si fuéramos un canguro no es nada moderno, ni vanguardista. A lo largo de la historia numerosas culturas han llevado a sus bebés sin la necesidad de utilizar un carrito. Se dice que el origen del portabebés data de los pueblos indígenas de Colombia donde acostumbraban a cargar a sus hijos sobre una manta amarrada a sus espaldas. Pero hay infinidad de representaciones artísticas de diferentes culturas en las que la madre sujeta a su hijo contra el pecho.

En este artículo abordamos los correctos pasos a seguir para colocar un portabebés y qué productos hay disponibles en la farmacia.

¿Cómo colocar un portabebés?

“En los últimos 20 años se han comunicado más de 20 accidentes mortales en diferentes países por el mal uso de los portabebés”, según afirma la Asociación Española de Pediatría (Aeped) .Lo mejor para evitar accidentes es seguir una serie de normas estrictas a la hora de transportar a los niños. Los profesionales de la Aeped recomiendan varios consejos para colocar de forma correcta un portabebés o un cabestrillo.

  1. La barbilla hacia arriba, cara visible y nariz y la boca libres.
  2. Nunca tapar la cara del niño.
  3. El niño no tiene que estar desplazado hacia abajo, ni estar incurvado con la barbilla tocándole el pecho.
  4. La boca y la nariz no tienen que estar taponadas, ni comprimidas contra el cuerpo del porteador. Esto puede provocar la asfixia del bebé.
  5. Vigilar con frecuencia la postura del niño y su respiración.
  6. No utilizar este sistema en un vehículo.
  7. Comprobar diariamente la tela, las costuras, la presencia de pliegues y los broches o cremalleras del artilugio.
  8. Evitar zonas deslizantes.
  9. No utilizar un portabebés en el caso de realizar actividades que puedan tener riesgo de caída y tampoco cocinar con el puesto.
  10. En caso de los portabebés de espalda, tienes que comprobar que el niño no coja cosas peligrosas.

¿Desde qué mes se puede usar?

Asimismo, los pediatras señalan que hay que ser muy cuidadoso a la hora de utilizar un portabebés, “utilizarlos incorrectamente pueden causar accidentes graves“, añaden.

Además, la Aeped desaconseja utilizar portabebés o cabestrillos en los siguientes casos:

Dependiendo de tus necesidades y el tamaño del bebé, en las farmacias encontrarás portabebés delanteros, ergonómicos con bandas ajustables y basculación en la cadera, piel con piel (para practicar el método canguro) y reforzados con sistema oculto en la espalda y tejido reforzado en la zona abdominal y lumbar. Existen portabebés a modo de fular, bandolera, camisetas, cabestrillos, etc.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar