Consejos para la introducción a la fruta de tu bebé

introducción fruta bebé

La introducción de la fruta al bebé puede hacerse a partir de los 6 meses.

Los pediatras aconsejan introducir toda la variedad de frutas posible para que se acostumbren a los sabores

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

La introducción de nuevos alimentos al bebé es un momento determinante, ya que no se puede hacer a cualquier edad ni de manera repentina porque podría provocar intolerancias. En este artículo, los pediatras indican cuándo se debe hacer la introducción de la fruta al bebé y pautas para lograr este proceso.

Marta Gómez Fernández-Vegue, pediatra que forma parte del Comité de Lactancia Materna y del Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría (AEP), explica que introducir la fruta al bebé entra dentro de la llamada "alimentación complementaria". En este proceso el lactante empieza a recibir alimentos sólidos o líquidos distintos como complemento a la leche materna, no como sustitución.

¿Cuándo se debe optar por ello? En las 'Recomendaciones de la AEP sobre la alimentación complementaria' los expertos señalan que es aconsejable mantener la lactancia materna durante los seis primeros meses. "A partir de ese momento, se pueden añadir de forma paulatina el resto de los alimentos, manteniendo la lactancia materna a demanda todo el tiempo que madre e hijo deseen", subrayan.

¿Cómo introducir la fruta al bebé?

En este sentido, los pediatras indican los siguientes consejos a la hora de introducir frutas en los más pequeños:

  • Se puede introducir toda la variedad de frutas disponible en cualquier comida diaria.
  • También se puede variar la presentación de la fruta: triturada, chafada, en pequeños trozos…
  • Es positivo que el paladar de los niños se acostumbre a sabores ácidos como los de algunas frutas. "El gusto por los diferentes sabores (dulce, salado, ácido y amargo) se forja desde temprana edad. Si les acostumbramos desde pequeños, su consumo será mayor a lo largo de la vida", afirman los pediatras.
  • Asimismo, la exposición precoz va a contribuir a disminuir el riesgo de rechazo a probar nuevos alimentos.
  • Por otro lado, los expertos no están a favor de los zumos de frutas para los pequeños ya que "una ingesta elevada puede contribuir a la ganancia inadecuada de peso, en algunos casos sobrepeso, y aumentan el riesgo de caries"

Es importante la introducción de la fruta a partir de los seis meses puesto que los pediatras afirman que "se han descrito problemas de alimentación a largo plazo y un consumo escaso de frutas y verduras en niños en los que se introdujeron tardíamente las texturas grumosas (más tarde de los 9 meses)".

Recomendaciones para introducir nuevos alimentos

El entorno en el que se prueben estos nuevos alimentos y la actitud de los padres es primordial para la aceptación por parte del bebé. En esta misma línea, en la introducción de fruta al bebé desde la AEP aconsejan:

  • Darle cierta autonomía al bebé y aceptar un cierto desorden para su edad. Por ejemplo, los especialistas consideran que no es necesario molestar al niño limpiándolo tras cada bocado.
  • Tras un rechazo inicial al nuevo alimento, hay que seguir ofreciéndoselo en los siguientes días o semanas. "Pueden ser necesarias hasta 10-15 ocasiones para conseguir la aceptación", concretan.
  • No hay que prefijar una cantidad de comida que 'tiene que tomar' el bebé. Por ello, los expertos piden que se respeten los signos de hambre y saciedad.
  • Establecer rutinas a la hora de la comida: estar en un espacio tranquilo, sentar al niño frente a otros miembros de la familia, etc.
  • Además, el pequeño debe comer una dieta variada y sana con raciones apropiadas a su edad.
  • Reforzar los logros pero no utilizar los alimentos como premios o castigos, ni como consuelo o chantaje.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar