¿En qué consiste la dieta turmix?

dieta turmix

La dieta turmix está basada en el consumo de alimentos triturados.

A los pacientes con problemas para masticar o tragar se les recomienda seguir la dieta turmix

Andrea Pérez
Se lee en 4 minutos

Triturar los alimentos es una de las recomendaciones para que aquellas personas que no toleran algunas texturas coman de todo, como en el caso de las frutas o las verduras. Sin embargo, la llamada 'dieta turmix' o ‘dieta de textura modificada’ también está aconsejada para pacientes con patologías concretas o que acaban de salir de una operación. En este artículo, los profesionales desvelan en qué consiste esta pauta alimentaria.

Desde la Sociedad Andaluza de Nutrición Clínica y Dietética (Sancyd) señalan que la dieta turmix "mantiene las mismas características de equilibrio que la dieta basal, pero incluye alimentos sólidos que triturados y con adición de líquidos alcanzan una textura tipo puré".

De hecho, los expertos señalan que permite "obtener diferentes niveles de consistencia en función de las posibilidades del paciente".

¿Para quién es la dieta turmix?

Los nutricionistas explican que esta pauta alimentaria está dirigida a dos grupos:

  • Pacientes que presentan dificultades de masticación y/o deglución de alimentos sólidos debido a la ausencia total o parcial de las piezas dentarias o afecciones inflamatorias o dolorosas de la cavidad bucal.
  • Pacientes que están en un proceso postoperatorio de intervenciones quirúrgicas orales o esofágicas o después de la radiación de la región oral o faríngea.

Consejos para tomar la dieta turmix

Desde el Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario de Getafe dan una serie de recomendaciones para adoptar la dieta turmix de manera correcta:

  • No usar jeringas ni pajitas.
  • Empezar introduciendo pequeñas cantidades de los alimentos: primero una cuchara de café, después cuchara cadete y, por último, cuchara sopera.
  • Se tienen que hacer entre 5 o 6 comidas a lo largo del día para ingerir al menos dos litros de líquidos.
  • Si el paciente tiene exceso de moco, se recomienda evitar los alimentos que sean muy dulces o los zumos cítricos.
  • Los alimentos elegidos deben estimular sensorialmente, por eso, es bueno optar por alimentos ácidos y temperaturas frías.
  • Según los expertos, los tipos de consistencia que se logran con esta dieta son: líquida, néctar, miel, pudin y semisólida.
  • Debido a estas diferencias de consistencias, se aconseja no mezclar los alimentos con distintas texturas.
  • Para ablandar los productos sólidos se utilizan salsas, caldos y leches. Así se consigue una consistencia semisólida.
  • Asimismo, aconsejan que los purés sean variados pero no muy densos. "Por ejemplo, mezclar los primeros platos (patatas, verduras, arroz , pasta o legumbres) con los segundos (aves, carne, pescado o huevo) y añadiéndoles leche en vez de caldos", señalan.
  • Por otro lado, triturar los alimentos se debe hacer en el momento de tomarlos y no añadir más líquido del necesario.
  • Asegurarse de quitar las espinas, huesos, pepitas, semillas o pieles que pueden contener los alimentos.
  • Después de triturarlos hay que pasarlos por el pasapuré.
  • Los purés y papillas para adultos que se comercializan también son aptos en la dieta turmix.

"Si el paciente tiene problemas con los líquidos, en la farmacia se puede encontrar espesantes comerciales. Estos productos son de sabor neutro para añadirse a triturados salados, leche, caldos, infusiones o zumos colados. También los hay saborizados para mezclar con agua o zumos. Se presentan en polvo y según la cantidad (en cucharas) que añada y el espesante concreto que utilice, conseguirá diferentes texturas", indican los profesionales.

Ejemplo de menú de la dieta turmix

Los médicos del Hospital Universitario de Getafe aportan el siguiente menú de dieta turmix con cinco comidas:

  • Desayuno: se puede elegir entre triturado de leche con cinco galletas y fruta, triturado de yogur, membrillo y queso fresco; o triturado de leche y bizcocho.
  • Almuerzo: puré de frutas (plátano o kiwi con pera y naranja) y tres galletas o un triturado de yogur, tres galletas y kiwi.
  • Comida: primer plato (puré de lentejas con arroz, puré de patata o puré de arroz a la jardinera), segundo plato (triturado de merluza con bechamel, triturado de huevo o triturado de ternera guisada) y postre (yogur natural, compota de pera o natillas).
  • Merienda: las mismas opciones que para el desayuno.
  • Cena: primer plato (crema de verduras, crema de calabacín o triturado de sopa de ajo), segundo plato (triturado de pavo asado con arroz y zanahoria, triturado de pollo con pasta y champiñones o triturado de bacalao con salsa de verduras) y postre (triturado de frutas, triturado de melocotón en almíbar o mousse de chocolate).

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar