¿Eres joven y bebes alcohol? 7 mitos sobre su consumo

Alcohol

La Farmacia ayuda a prevenir el consumo de alcohol en adolescentes.

El consumo de alcohol afecta al crecimiento, la autonomía y al desarrollo intelectual de los menores

Cristina Alcalá
Se lee en 3 minutos

Menores de edad y alcohol nunca han sido una buena combinación. En esta edad temprana, muchos jóvenes comienzan a experimentar con las bebidas alcohólicas o a sentir presión para beber.

Por ello, desde la Farmacia explican las razones por la que los adolescentes no deben beber alcohol, sus consecuencias y los mitos alrededor de estas bebidas, a través de esta guía.

Mitos sobre el alcohol

Que si con el café se reduce el nivel del alcohol, que si te ayuda a ligar, que si hacer deporte elimina los restos en el cuerpo… Los farmacéuticos conocen de primera mano los mitos que giran alrededor del alcohol y la realidad de esta bebida.

A continuación, siete ‘leyendas’ sobre el alcohol desmontadas desde la Farmacia:

  1. No, mezclar alcohol con bebidas energéticas no reduce la borrachera: la realidad, explica el Cgcof, es que la interacción de ambas sustancias puede provocar graves problemas en el organismo.
  2. Una ducha o un café te despejan: es erróneo. El café aporta cafeína que es un estimulante pero no reduce el nivel de alcohol en la sangre.
  3. No, quién está más acostumbrado a beber se emborracha menos: nada más lejos de la realidad, falso. Los farmacéuticos explican que quién ha desarrollado tolerancia al alcohol no se emborracha menos (ya que el alcohol llega a la sangre en igual medida) pero muestra menos los efectos.
  4. No, no ayuda a ligar y mejora las relaciones sexuales: el alcohol puede producir relajación y parecer que alguien está más interesado en el sexo, pero interfiere en la capacidad sexual y se tiene menos en cuenta las consecuencias (enfermedades, embarazos no deseados, etc).
  5. El chicle, no engaña al alcoholímetro: dicen que si mantienes en la boca un chicle, dos granos de café o soplando de determinada manera, se engaña al alcoholímetro. Falso. Estos métodos no funcionan porque el alcoholímetro mide igualmente el alcohol, aunque haya otras sustancias, explican desde Farmacia.
  6. El deporte o vomitar elimina el alcohol: falso. La realidad es que por estas vías se expulsa menos de un 2 por ciento de alcohol, insuficiente para afectar al nivel de alcoholemia o a la borrachera.
  7. Mezclar diferentes bebidas alcohólicas emborracha más: la cantidad de alcohol que circula por la sangre es lo que determina el grado de embriguez de una persona. Nada tiene que ver con la mezcla de diferentes bebidas alcohólicas.

6 razones para que los jóvenes no beban alcohol

Desde la Farmacia recuerdan que en España está prohibido el consumo de bebidas alcohólicas en menores de 18 años.

No obstante, existen numerosas razones por las que un adolescente no debe probar ni una gota:

  • Impacto en el organismo: la ingesta de cualquier cantidad de alcohol en un menor afecta más a su organismo, que aún está en desarrollo.
  • Perjudica su crecimiento: el consumo de estos productos en menores afecta a su crecimiento, tanto físico como psicológico, y a su nutrición.
  • Afecta a su desarrollo intelectual: las bebidas alcohólicas reducen la capacidad de aprendizaje de los jóvenes.
  • Interfiere a la autonomía e independencia
  • Puede provocar problemas de consumo abusivo en un futuro
  • Afecta a la capacidad para conducir

La farmacia, ‘aliada’ contra el alcohol

Tras estas razones, desde la Farmacia se erigen como un gran aliado de los jóvenes para decir ‘no’ al alcohol. De hecho, desde el Cgcof explican que el farmacéutico comunitario será capaz de informarte, aconsejarte y proporcionarte pautas de vida saludable.

Asimismo, si detecta que te encuentras en una situación de riesgo comprometida, te puede ayudar a buscar atención sanitaria específicas. Además, es capaz de detectar posibles consumos de riesgo y advertirte de que el consumo ocasional general un aumento de las concentraciones de ciertos medicamentos y la aparición de efectos adversos o pérdida/disminución de la actividad.

“Si eres menor no debes tomar ni una gota de alcohol. Todas las bebidas alcohólicas, independientemente de su proceso de elaboración o graduación alcohólica contienen el mismo alcohol: etanol. Y en menores el consumo debe ser cero”, recuerdan desde el Cgcof.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar