Lubricantes naturales para disfrutar del sexo en pieles sensibles

Una pareja se abraza en la cama
Los lubricantes naturales de venta en farmacia son compatibles con el uso del preservativo

Los lubricantes naturales no deben contener fragancias o parabenos en su composición

Sonia Navarro
Se lee en 3 minutos

La lubricación es fundamental para mantener relaciones sexuales satisfactorias. Cuando esta es escasa de forma natural, los lubricantes de venta en farmacia son la solución más adecuada para esta problemática. Aún así, muchas personas con la piel sensible o intolerantes a ciertos tipos de ingredientes puedes presentar picores y molestias con los lubricantes industriales de venta más común.

Por ese motivo, es importante conocer que existen en la botica diferentes lubricantes naturales que respetan las pieles más sensibles. La farmacéutica Raquel Izquierdo recomienda escoger aquellos que no contengan ni perfumes ni colorantes. Los más adecuados son aquellos que tengan en su composición ingredientes 100 por cien naturales y respeten el pH natural de la vagina. Estos suelen ser de base acuosa y no aceitosa para evitar las irritaciones.

Dentro de esta gama de lubricantes naturales se pueden elegir aquellos más indicados para las relaciones sexuales vaginales, orales o anales. Además, en este punto la boticaria recuerda que solo los lubricantes de venta en farmacia son compatibles con el uso de preservativos.

Los denominados ‘lubricantes caseros’ como la vaselina o los aceites de coco o de oliva pueden producir daños en el preservativo, provocando roturas que lleguen a que la relación sexual se convierta de riesgo por la posibilidad de embarazos no deseados o transmisión de enfermedades.

Ingredientes a descartar de los lubricantes naturales

Dentro de los ingredientes que debes descartar para escoger tu lubricante ideal se encuentran los siguientes:

  • Fragancias. Los lubricantes con olores no son nada recomendables para las pieles sensibles porque su composición puede causar irritación.
  • Glicerina. Las mujeres con tendencia a infecciones por hongos deben huir de este tipo de ingrediente en sus lubricantes porque pueden desencadenar un crecimiento excesivo de este tipo de bacterias en la vagina.
  • Parabenos. Este agente químico se encuentra en una amplia gana de productos cosméticos, su principal función es la de ser un potente conservante. Aún así puede tener implicaciones negativas para aquellos que padecen piel sensible.
  • Propilenglicol. Este compuesto es muy común en los lubricantes a base de agua, su acción puede causar irritaciones y picores.
  • Siliconas. Los lubricantes a base de siliconas son más duraderos que los lubricantes de base acuosa, pero por el contrario pueden ser más irritantes que estos.

¿Cómo mejorar la lubricación natural?

Aunque hay etapas en la vida de la mujer, como en la menopausia, en las que mantener una correcta lubricación es más complicado, existen una serie de consejos que pueden ayudar a mejorar estos niveles de lubricación natural.

  • Beber mucha agua. Mantener unos niveles adecuados de hidratación corporal mejora notablemente la lubricación natural de las paredes de la vagina.
  • Cuidar los productos de higiene íntima. No se puede utilizar cualquier producto a nivel de higiene íntima, estos deben tener un pH adecuado que respete la zona vaginal y no la reseque.
  • Poner atención a la dieta. Apuesta por productos vegetales y frutas, dejando a un lado aquellos alimentos ricos en grasas saturadas.
  • Olvidar el estrés. El estrés tiene muchos efectos sobre la salud de tu organismo y uno de ellos es la sequedad vaginal.
  • Decir adiós al tabaco y el alcohol. Estos malos hábitos conducen a un aumento del riesgo de padecer sequedad vaginal.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar