6 productos de farmacia para ayudar a comer a personas dependientes

movilidad-reducida

Las personas dependiente suelen necesitar de una tercera persona.

Existen productos de apoyo y ayudas técnicas que mejoran la autogestión del paciente

Cristina Paredes
Se lee en 1 minuto

¿Sabes que existen productos que ayudan a comer a las personas con movilidad reducida? Por lo general, las personas dependiente suelen necesitar de una tercera persona para realizar sus tareas cotidianas y esto limita su autonomía personal. Por este motivo, el Consejo General de Colegios Farmacéuticos (Cgof) recomienda una serie de productos de apoyo que mejoran la autogestión del paciente a la hora de alimentarse.

En este artículo te contamos cómo mejorar la autonomía y qué productos de apoyo hay disponibles en las farmacias.

Consejos para mejorar la autogestión

“Las ayudas técnicas ayudan a fortalecer la autonomía personal de los pacientes y personas dependientes a la hora de realizar una actividad básica de la vida diaria“, afirma Carmen Mijimolle, vocal nacional de Ortopedia del Consejo General de Colegios Farmacéuticos (Cgcof).

En muchas ocasiones, la autonomía mejora cuando estas pueden comer sin la ayuda directa de otra persona. Al considerarse autosuficientes y superar limitaciones mejora su calidad de vida y autoestima. En las farmacias y en los mercados existen muchos productos y accesorios que mejoran la autogestión de las personas con movilidad reducida.

Además, otros factores que influyen son: pedirles opinión, considerarles en los procesos de toma de decisiones, mejorar su autonomía para comer, respetar su intimidad, empatizar con ellos y tener paciencia y respeto.

¿Qué productos de apoyo para comer hay?

cubiertos-personas-movilidad-reducida

Existe una gran variedad de productos en farmacias y mercados que “mejoran la capacidad de las personas a la hora de ingerir alimentos y líquidos, mejorado su autonomía, su calidad de vida y reforzando su autoestima” afirma el Cgcof. Algunos de ellos son:

  • Cubiertos ergonómicos con mango de goma que facilitan el agarre. Son prácticos para las personas con limitaciones articulares, poca fuerza en los dedos y manos provocada por la artrosis y deformidades. Existen cucharas, cuchillos y tenedores que se pueden adaptar y doblar para ayudar al paciente a comer y evitar que realice movimientos difíciles o dolorosos.
  • Correas ajustables. Ayudan a sujetar los cubiertos, u otros utensilios, en las manos de las personas con movilidad reducida.
  • Vasos ergonómicos. Mejoran el agarre de las personas con movilidad reducida y evitan que se les resbale de las manos. Algunos de estos vasos tienen asas que ayudan a levantarlos con más facilidad. Por otro lado, también existen vasos con un hueco para la nariz, se recomiendan para personas que no pueden inclinarse o echar la cabeza para atrás, y vasos adaptables para beber desde la cama.
  • Ayudas para los platos. Estas ayudas pueden ser platos contorneados con fondo en pendiente, para personas que solo puedan usar una mano, y ayudas de reborde auxiliar para platos.
  • Ayudas para abrir tapones, latas y botellines.
  • Esterillas y tapetes antideslizantes. Ayudan a evitar desplazamientos de los platos y abretarros para personas con artritis o debilidad.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar