9 recomendaciones para usar los preservativos para mujeres

preservativos para mujeres

Los preservativos para mujeres se tienen que introducir en la vagina de forma adecuada.

Los preservativos femeninos son de un solo uso y deben ser desechados tras la relación sexual

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Hace 30 años se empezaron a comercializar los preservativos para mujeres o condón femenino. Un método anticonceptivo que revolucionó el concepto de preservativo entendido hasta aquel momento y que abrió el campo de las barreras de protección frente a enfermedades e infecciones de transmisión sexual.

¿Cómo usar los preservativos para mujeres?

Desde el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) señalan las siguientes pautas para un uso correcto de los preservativos para mujeres:

  • Hay que usar el condón femenino desde el inicio de la relación sexual por vía vaginal hasta el final.
  • Es importante leer las instrucciones que acompañan al paquete y comprobar la fecha de caducidad.
  • Asimismo, es necesario revisar que el preservativo no está roto ni dañado.
  • Para mejorar el uso se recomienda utilizar lubricante para que se deslice con mayor facilidad y no se rompa.
  • A la hora de guardarlos, tienen que estar a temperatura ambiente. Ni en lugares muy calientes ni muy fríos.
  • El preservativo femenino también se puede usar para tener relaciones sexuales por vía anal.
  • No hay que usar al mismo tiempo un condón masculino y uno femenino porque favorece la rotura de alguno de los dos o de ambos.
  • El preservativo femenino es de un único uso, no se permite su reutilización.
  • Por último, los expertos apuntan que no se pueden desechar por el inodoro, ya que pueden obstruirlo.

Pasos para colocar preservativos para mujeres

Desde CDC indican cómo colocar los preservativos para mujeres para no tener problemas durante las relaciones sexuales y que mantengan su efectividad.

  1. Abrir con cuidado el preservativo femenino y quitar la envoltura sin romperlo.
  2. El anillo interno más grueso (tiene el extremo cerrado) es el que se coloca dentro de la vagina y mantiene el condón en su sitio. Mientras que el anillo externo, el más fino, tiene que estar en la parte exterior y cubrir la abertura vaginal.
  3. Para introducirlo, la mujer tiene que estar en una posición cómoda y sostener el borde externo del condón por el extremo cerrado. "Hay que apretar ambos bordes del anillo interno con el índice y el pulgar e introducirlo en la vagina. Es como insertar un tampón", apuntan los especialistas.
  4. Hay que utilizar el dedo para empujar el anillo interno lo máximo posible, cerca del hueso del pubis. De esta manera, el condón se abrirá solo sin que la mujer lo note.
  5. Asimismo, es necesario revisar que el condón no esté torcido y que el anillo externo (el más fino) se encuentre fuera de la vagina.
  6. Una vez que se han hecho los pasos anteriores, el pene puede introducirse en la abertura del condón femenino. Si el pene se desliza entre el condón y la pared vaginal o si el anillo externo está dentro de la vagina, hay que detener el acto sexual.
  7. Cuando se finaliza la relación sexual, el preservativo para mujeres se quita girando suavemente el anillo externo y sacando el resto del preservativo de la vagina. Se tiene que tirar a la basura si ya ha sido usado.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar