Adiós a la halitosis: cómo quitarte el mal aliento

halitosis o mal aliento

El 30 por ciento de las personas sufrirán halitosis en algún momento de su vida.

En las farmacias disponen de enjuagues bucales para acabar con las bacterias causantes de la halitosis

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Uno de los misterios del ser humano es por qué no podemos oler nuestro propio aliento. Hay varias teorías al respecto como que estamos tan acostumbrados a nuestros olores que no los reconocemos, que el olor del aliento no dura lo suficiente para llegar al proceso de exhalación e inhalación de una persona o que nuestra nariz no es capaz de oler nuestra propia respiración.

Sea como sea, quienes sufren halitosis o mal aliento no pueden reconocerlo por ellos mismos y ello supone una mayor vergüenza. Según datos de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), cerca del 30 por ciento de los adultos padecen o han padecido en algún momento de su vida mal aliento. En este artículo explicamos las diferentes opciones que hay en farmacia para tratar la halitosis.

¿Qué es la halitosis?

“La halitosis se define como un cuadro de olor desagradable del aliento. La intensidad del mal aliento no siempre es constante, de hecho, se puede producir un aumento del olor en circunstancias como al despertar, tener la boca seca o consumir café”, explican desde el Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof). “En general la halitosis se relaciona con la mala higiene oral o se debe a la existencia de caries dental o enfermedad periodontal”, añaden.

Este mal olor procede de la parte posterior de la lengua. Según los expertos, es un goteo de material mucoso de origen postnasal que con la acción de las bacterias de la boca crea moléculas olorosas. “Las bacterias que participan en la generación del mal olor son muy diversas y forman parte de la flora mixta que habita en la cavidad oral”, afirman los expertos.

Causas de la halitosis

Las bacterias son una de las causas de la halitosis pero puede haber más, ya que este mal aliento puede ser un síntoma de patologías más graves como estas que vamos a nombrar a continuación. Por ello, se recomienda acudir a médicos y odontólogos para descartar cualquier otra complicación.

No obstante, en la mayoría de los casos, la causa se encuentra en la boca. “En el 90 por ciento de los casos de halitosis, el origen está en la boca, y en un 60 por ciento, en las enfermedades de las encías (gingivitis y periodontitis)”, afirman los profesionales de SEPA.

¿Cómo evitar la halitosis?

Además de estudiar las causas de la halitosis, para muchas personas es importante camuflar este mal aliento. En las boticas se pueden encontrar muchos productos para ello. En este sentido, los farmacéuticos dan las siguientes recomendaciones:

  • Lavarse los dientes durante dos minutos después de cada comida. El cepillo que se use tiene que cambiarse cada tres meses y el dentífrico debe presentar todas las garantías.
  • Asimismo, se aconseja el uso de seda o hilo dental y raspadores. Mantener una higiene bucal adecuada también es una prevención del mal olor.
  • Utilizar enjuague bucal. De esta forma, se previene y elimina la halitosis, al mismo tiempo que se evita tanto la formación de placa como el sangrado de las encías.
  • Para llevar de viaje y eliminar el mal aliento en cualquier momento que se esté fuera de casa, existen sprays bucales pequeños que acaban con las bacterias productoras de gases malolientes e impiden su posterior crecimiento.
  • Los chicles de farmacia también son unos aliados perfectos para quitar este mal aliento. Gracias a su composición no solo refrescan la boca, sino que terminan con la halitosis.

En esta misma línea, los especialistas señalan que hay algunos hábitos contraproducentes como fumar para ocultar la halitosis. “Al margen de los evidentes efectos nocivos del tabaco, fumar puede exacerbar la enfermedad periodontal y el goteo postnasal”, subrayan desde el Cgcof.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar