Causas relacionadas con el mal aliento

¿Tienes mal aliento y no sabes por qué?

seosidn
Se lee en 3 minutos

Por qué me huele el aliento si me lavo los dientes es una pregunta que seguramente te has hecho varias veces en tu vida.

Y si se trata de un problema que empeora a lo largo del día, pues ya es hora de que descubras qué situaciones pueden estar causando ese olor o sabor incómodo que sale de tu boca.

Si te lavas los dientes dos veces al día, usas hilo dental y, a pesar de ello, tu aliento huele mal o te desagrada, hay varias cosas que tendrás que hacer para remediarlo.

En este post te daremos las respuestas que buscas para lograr un aliento más fresco y saludable.

¿Por qué me huele el aliento después de cepillarme los dientes?

La halitosis o mal aliento no es una enfermedad. En realidad, es un síntoma bastante común en personas de cualquier edad.

El buen cepillado diario, el hilo dental y saber qué pasta de dientes elegir son los primeros factores a tener en cuenta para combatir este problema.

Sin embargo, la lista de razones por las que ocurre este molesto y, a veces, vergonzoso síntoma puede ser bastante larga.

Una investigación española publicada en la revista de Formación Médica en Atención Primaria indica, por ejemplo, que en el 80% a 90% de los casos, la halitosis es producto de una patología en la boca.

De acuerdo con este trabajo reciente, el mal aliento se relaciona con la interacción entre las “bacterias anaerobias gramnegativas” y los restos de alimentos en la cavidad oral (zonas interdentales, parte posterior de la lengua y en las amígdalas).

Esta combinación produce compuestos químicos que dan mal olor a la boca. Entre ellos están los derivados sulfúricos volátiles, el indol (que puede oler a heces) y las moléculas poliaminas.

¿Por qué el cepillado solo puede no ser suficiente para combatir el mal aliento?

Ya te contamos que entre las razones que podrían responder a tu pregunta “por qué me huele el aliento si me lavo los dientes” se encuentran las bacterias.

Básicamente, si no sigues un buen cepillado o no usas hilo dental, colutorios, ni enjuagues bucales, estas bacterias pueden desatarse.

Otras razones que explican por qué el cepillado puede no ser suficiente son:

  • El reflujo gastroesofágico. Esta condición hace que el ácido del estómago suba al esófago, causando mal aliento.
  • Los químicos del cigarrillo y tabaco, el beber alcohol y tomar café en exceso pueden dar mal olor a la boca.
  • Medicamentos como los antibióticos pueden originar halitosis.
  • Los ayunos prolongados a menudo causan un olor medio agrio en la boca. Se denomina aliento cetónico. También sucede en personas con diabetes mellitus mal controlada y en quienes hacen dietas estrictas o evitan los carbohidratos.
  • La deshidratación, el tener la lengua blanquecina (lengua saburrosa) o sufrir de xerostomía (boca seca) causan mal aliento.
  • Alimentos como el ajo y la cebolla pueden dar mal aliento durante horas, incluso, después de cepillarte.
  • La sinusitis aguda o crónica causan olores desagradables en la base de la lengua.

¿En qué casos debemos consultar a un profesional por el mal aliento?

Si tu aliento huele mal al levantarte, esto no debería ser causa de preocupación. El aliento matutino es normal.

Durante el sueño producimos menos saliva y las bacterias naturales pueden crecer más rápido. De allí la importancia de lavarte los dientes apenas te levantes.

¿En qué casos deberías consultar a un especialista? La mayoría de las veces, una visita al dentista u odontólogo puede ayudarte a combatir el problema y orientarte sobre la posible causa de tu halitosis. Entre ellas:

  • si es producto de una mala higiene bucal, caries o sarro;
  • si tienes las encías inflamadas por gingivitis o periodontitis;
  • si se debe a prótesis dentales mal ajustadas.

Si presentas enfermedad o infección en la boca, garganta, cavidad nasal, pulmones, estómago, riñones, es importante que acudas a la consulta de Medicina de Familia o Interna.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.



Te puede gustar