¿Cómo elegir la pasta de dientes de la farmacia?

Cómo elegir la pasta de dientes

Lo más recomendable es usar pasta de dientes con flúor superior a 1.000 partículas por millón.

En las farmacias se pueden encontrar pastas de dientes para combatir las caries o reducir la sensibilidad dental

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

¿Utilizas siempre la misma pasta de dientes o cambias cada cierto tiempo? Esta elección no se debe hacer al azar, porque está en juego tu salud bucal. En este artículo, los expertos farmacéuticos y odontólogos explican en qué hay que fijarse a la hora de comprar un dentífrico.

“Hoy en día podemos encontrar todo tipo de pastas, desde la tradicional contra la caries, pasando por específicas para sensibilidad, periodontales (encías) o las denominadas blanqueadoras“, explican desde el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (Icoev). Por ello, recomiendan elegir la pasta en función de la situación de la boca del paciente.

Entre los problemas bucodentales que acabamos de nombrar, el más común son las caries y para evitar la aparición de ellas, es aconsejable optar por un dentífrico con la cantidad necesaria de flúor. A continuación contamos más detalles sobre ello.

Claves para elegir la pasta de dientes

En las farmacias podemos encontrar estantes repletos de pastas dentales, para no perdernos entre este mar de opciones, los especialistas señalan las siguientes claves a la hora de comprar una u otra:

  • El dentífrico tiene que tener una cantidad de flúor superior a 1.000 partículas por millón (ppm). “Gracias a esa cantidad, se aumentará la resistencia del esmalte, actuará frente al crecimiento de bacterias que producen el sarro y, además, permitirá remineralizar la capa del esmalte y hacerla más fuerte”, afirman desde Icoev.
  • En el caso de los niños, la cantidad de flúor es diferente. Tal y como explican los odontólogos, las pastas dentales con menos de 1000 ppm. de flúor “no han demostrado tener efectos preventivos” y, por ello, son adecuadas para iniciarse en el cepillado cuando empiezan a salir los primeros dientes.
  • Por lo tanto, se aconseja que los menores de 6 años utilicen pasta de 1.000 ppm, concretamente en cantidad de mancha o grano de arroz hasta los 3 años y cantidad como un guisante en el cepillo hasta los 6 años. A partir de los 6, la pasta ya puede contener 1450 ppm. y en cantidad de un guisante.

Dentífricos para otros problemas dentales

Por otro lado, si existen otros problemas bucodentales que hay que atajar, los expertos recomiendan otros dentífricos para esos casos. Por ejemplo, es habitual presentar sensibilidad dental ocasionada por el desgaste del esmalte y el dentífrico puede ayudar a calmar esas molestias. “Una pasta dentífrica destinada a tapar aquellos poros del diente que nos provocan tanto dolor porque el nervio se encuentra cada vez más cerca de la superficie y los cambios bruscos de temperatura se notan en exceso”, apuntan los odontólogos.

En esta misma línea, las enfermedades periodontales como la gingivitis (sangrado de encías) también necesitan un cuidado especial. Para ellas, además de una pasta de dientes con flúor para combatir las caries, también es útil que contenga antiséptico. Aunque su uso no debería extenderse más allá de 15 días seguidos.

Por último, los expertos advierten del efecto limitado de las pastas blanqueadoras y subrayan que por sí solas tan solo suponen una limpieza efectiva de restos en los dientes. No obstante, son aconsejables como apoyo tras un tratamiento de blanqueamiento dental realizado en la consulta de un dentista.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar