Ventajas del flúor para la higiene oral y hasta qué edad utilizarlo

flúor

Se debe enjuagar la boca con flúor tras cada cepillado.

Los expertos recomiendan usar flúor diariamente por su papel en la prevención de caries

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

¿Eres de la generación de niños que se enjuagaba con flúor en las aulas? Durante años, en algunos colegios se suministraba flúor a los más pequeños para mantener una higiene oral adecuada y crear conciencia sobre ello. ¿Para qué sirve este producto? En este artículo, el Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof) nos explica qué es el flúor, sus propiedades y hasta qué edad es recomendable usarlo.

“El flúor es un elemento químico abundante en la naturaleza y en la dieta humana. Se puede encontrar tanto en el reino animal presente en las sardinas, el salmón o el hígado de vaca; como en el vegetal, en el té, el tomate y la patata, y en el mineral en el agua”, afirman desde el Cgcof. Además, el cuerpo humano se encarga de controlar su absorción, utilización y excreción.

En este mismo sentido, los profesionales apuntan que el flúor suele quedarse en los huesos y en los dientes. Es en esta última zona del cuerpo donde tiene efectos muy beneficiosos. “El flúor que no se fija en los huesos, dientes o tejidos blandos es eliminado principalmente por la orina, y en pequeñas cantidades en las heces y el sudor“, aseguran los expertos.

Ventajas de usar flúor para los dientes

El flúor tiene numerosas propiedades para los dientes, tanto antes de la caída de los dientes de leche como después. Según especifican los especialistas sirve para:

  • Endurecer el esmalte dental.
  • Acelerar la remineralización y eliminar las lesiones incipientes (manchas blancas).
  • Prevenir las caries porque aporta mayor resistencia a los dientes.
  • Eliminar la flora microbiana de la placa dental gracias a su acción antibacteriana.
  • Ayudar a la limpieza profunda de los dientes.

En las farmacias se puede encontrar flúor tanto en colutorios como en dentífricos y geles para la población infantil. Los adultos pueden usar cualquier colutorio para conseguir el mismo efecto.

¿Cuándo consumir flúor?

Los farmacéuticos señalan que el consumo de flúor se recomienda para los niños en edad de desarrollo dental, ya que es la forma de prevención más efectiva frente a las caries. De hecho, consideran que este aporte es útil hasta los 16 años. “Es una auténtica medida de salud pública y sirve para crear el hábito de higiene bucodental”, explican.

En esta misma línea, la farmacéutica Maria-Josep Divins en su artículo ‘Dentífricos’ subraya que las caries y la sensibilidad dental, que son las principales patologías dentales, ya no son tan frecuentes gracias al uso extendido de este producto. “En los últimos años la incidencia de caries está disminuyendo gracias sobre todo a los programas de salud bucodental, a una mayor atención profesional, y a la utilización de flúor en dentífricos y colutorios”, indica.

Los especialistas recomiendan usar el flúor tras cepillarse los dientes, es decir, unas tres veces al día (después de cada comida y antes de irse a dormir). Además, hay que cambiar el cepillo cada tres meses, aproximadamente. Tras el cepillado, basta con enjuagar la boca con flúor durante 1 o 2 minutos. No hay que olvidar que para mantener una buena salud bucodental hay que utilizar también hilo dental, como mínimo una vez al día.

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar