Anticonceptivos masculinos: ¿se recomienda su uso?

preservativo

Todavía no se ha aprobado la píldora para el hombre.

Aunque los más comunes son el preservativo y la vasectomía, hay otros anticonceptivos masculinos

Sara Cabrero
Se lee en 2 minutos

Aunque hay menos métodos anticonceptivos para el hombre con respecto al amplio abanico que  se puede encontrar en el caso de la mujer, ellos también cuentan con diferentes herramientas para evitar un embarazo no deseado. En este artículo, abordamos todos los métodos anticonceptivos masculinos, indagando en qué consisten y cuáles son sus características.

Métodos anticonceptivos masculinos

Aunque los métodos más comunes son el preservativo y la vasectomía, existen otros anticonceptivos para el hombre, como recogen el Ministerio de Sanidad y Teknon. Éstos son:

  • El preservativo masculino o condón. Puede ser de látex o de otro derivado plástico e impide el paso de los espermatozoides. Es de un solo uso y el único que protege de las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Tienen una eficacia alta y no requiere de un control sanitario para su uso.
  • Vasectomía. Es el método anticonceptivo con mayores tasas de eficacia. Se trata de una cirugía que consiste en la oclusión de los deferentes impidiendo el paso de los espermatozoides. Se puede hacer con o sin bisturí, pero en ambos casos es una operación sencilla, permanente y no presenta complicaciones. Muchas parejas acuden a esta técnica cuando deciden que no desean tener más hijos. No obstante, hay que indicar que es reversible mediante una microcirugía llamada vasovasostomía.
  • Marcha atrás o “coitus interruptus”. Es un método poco efectivo. Consiste en interrumpir la relación sexual antes de que el hombre llegue a eyacular. No protege frente a las ETS y, además, puede interferir en el bienestar de la pareja.
  • Método Ogino. Es otra forma de intentar prevenir el embarazo evitando mantener relaciones sexuales en el período de ovulación de la mujer. Para ello, se tiene en cuenta su ciclo menstrual y los hombres se abstienen de mantener relaciones sexuales en los días más fértiles.
  • Pastilla anticonceptiva. Es uno de los métodos anticonceptivos para hombre que aún se está estudiando. Todavía no se comercializa, pero las últimas investigaciones reflejan que responde correctamente y, por tanto, reduce la testosterona y otros niveles hormonales responsables de la producción de esperma sin otros efectos secundarios.
  • Inyecciones de bloqueo. Se trata de un anticonceptivo no hormonal para hombres que se inyecta en el conducto por el que pasa el esperma impidiendo el paso de los espermatozoides sin presentar efectos secundarios. Todavía se está investigando, pero su aplicación es de una sola dosis y tarda 15 minutos en actuar.
  • Anticonceptivos por ultrasonidos. Se trata de un prototipo que inhibe la producción de esperma durante unas semanas. Aunque todavía no ha sido aprobado, se trata de un diseño parecido al de un cargador de móvil que, al introducir el pene en su interior tras llenarlo de agua, emite ultrasonidos para paralizar temporalmente el funcionamiento de los testículos.

Con todo, recordar que todavía no se dispone de un anticonceptivo tan eficaz como la píldora anticonceptiva femenina para evitar el embarazo ni de ninguno tan seguro como el preservativo para prevenir las enfermedades de transmisión sexual.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar