¿Son tan malos los efectos secundarios de la píldora?

Efectos secundarios de los anticonceptivos orales

La píldora alivia los dolores de regla, mejora el acné y disminuye el riesgo de algunos cánceres

Además de náuseas o cambios de humor, la píldora también puede tener efectos secundarios positivos

Sara Cabrero
Se lee en 3 minutos

Los métodos anticonceptivos previenen los embarazos no deseados y ayudan a resolver algunas afecciones como la menstruación irregular, la endometriosis o el acné. Sin embargo, también pueden encontrarse ciertas desventajas bajo sus efectos secundarios.

Entre la infinidad de métodos anticonceptivos que hay en farmacia, en este artículo de Apoteka nos centramos exclusivamente en los efectos secundarios del anticonceptivo oral, más conocido como píldora.

Efectos secundarios de la píldora

El anticonceptivo oral es el método más seguro para prevenir el embarazo y el segundo más empleado en España tras el preservativo. Si se utiliza correctamente, tiene alrededor de un 99 por ciento de eficacia.

Su principal efecto secundario es que incrementa el riesgo de formación de trombos, por lo que se desaconseja su uso en pacientes con factores de riesgo cardiovascular (tabaquismo, hipertensión, diabetes, hipercolesterolemia) o trastornos de coagulación.

Entre los síntomas más comunes tras tomar la píldora, las mujeres pueden presentar:

  • Dolores de cabeza y/o náuseas: son de carácter leve y se presentan únicamente durante los tres primeros meses de haber comenzado el tratamiento.
  • Cambios de humor:  algunas mujeres experimentan depresión u otros cambios emocionales negativos, como la irritabilidad.
  • Incremento de la sensibilidad de las mamas: puede que el tamaño de los senos aumente y que estos se vuelvan mucho más sensibles al contacto.
  • Aumento del sangrado y/o desarreglos en el ciclo menstrual: el periodo puede adelantarse, retrasarse o, incluso, no producirse.
  • Aumento de peso por la retención de líquidos.
  • Disminución de la libido: la píldora puede afectar al deseo sexual, la excitación y el placer.

“Lo más importante es que los beneficios de los anticonceptivos superan con creces sus riesgos”, defiende José Vicente González Navarro, presidente de la Sociedad Española de Contracepción (SEC). “Los beneficios de usarlos, frente a no hacerlo, es que disminuyen la cantidad de la regla en quienes la tengan abundante; alivian el dolor o los síntomas que acompañan a la menstruación y las molestias del síndrome premenstrual; mejoran el aspecto de la piel, en casos de acné o vello en exceso; y disminuyen la probabilidad de cáncer de ovario o endometrio en un futuro”, añade.

¿La píldora y el riesgo de cáncer están relacionados?

Según el Ministerio de Sanidad, “los anticonceptivos orales disminuyen el riesgo de cáncer de ovario en un 40-50 por ciento en mujeres que los tomaron al menos durante un año, persistiendo esta protección hasta 10-1 5 años después. Asimismo, señala que “disminuyen la incidencia de cáncer de endometrio hasta en un 50 por ciento en mujeres que los tomaron al menos dos años”.

En cuanto al cáncer de mama, la misma institución detalla que los estudios al respecto concluyen que los anticonceptivos orales “no aumentan” el riesgo o lo hacen “muy discretamente”. Así, advierte de que “el único grupo” donde puede caber esta posibilidad incluye a aquellas mujeres cuyos carcinomas se diagnosticaron antes de los 45 años, eran nulíparas y tomaron este fármaco durante un tiempo prolongado, o en mujeres que iniciaron el tratamiento antes de los 20 años y los tomaron más de cuatro años antes de su primer embarazo.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar