Cómo desinfectar y limpiar correctamente una herida

cómo desinfectar heridas

Muchas heridas domésticas se producen en la cocina.

El primer paso para desinfectar las pequeñas lesiones de la piel es lavar la zona de la herida con agua fresca

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

El día a día conlleva golpes, rozaduras, pequeñas lesiones… En general, la mayoría de estos incidentes no suelen tener gravedad, siempre y cuando sean tratados de forma rápida. Conocer cómo desinfectar heridas es útil para que no queden cicatrices en la piel y, para ello, se necesita tener un botiquín adecuado en casa o en los viajes que se realicen. En este artículo, los farmacéuticos nos explican qué es lo que necesitamos, así que toma nota.

"La piel es la principal barrera de protección del organismo frente a microorganismos y otros agentes externos. Cualquier herida es como una puerta abierta a esos agentes, y si no se desinfecta con celeridad, puede infectarse dando lugar a complicaciones que pueden requerir incluso el tratamiento con antibióticos", explican desde el Colegio de Farmacéuticos de Sevilla.

En este mismo sentido, señalan que una herida infectada suele ser dolorosa, presentar enrojecimiento y tras unos días, puede haber presencia de pus. Hay que ver si se puede desinfectar con productos tópicos en casa o si es muy profunda y sangra en abundancia, acudir a urgencias.

Pasos a seguir para desinfectar una herida

Para limpiar la herida de la piel de manera rápida y efectiva, los especialistas apuntan las siguientes directrices:

  • Lo primero es lavar la zona de la herida con agua fresca y jabón (si es necesario) hasta que esté limpia. "Lo ideal es limpiarla con suero si se tuviera a mano, no obstante, el agua del grifo también es adecuada ante la indisponibilidad de suero fisiológico", concretan.
  • Una vez limpia, hay que secarla. Sobre todo los alrededores de la misma, sin tocar la zona abierta.
  • Por último, se debe aplicar un producto desinfectante. En el siguiente apartado se mencionan los que están disponibles en farmacia.

Productos de farmacia para desinfectar una herida

¿Cómo desinfectar heridas? Los farmacéuticos de Sevilla indican tres productos antisépticos concretos para desinfectar la herida y acabar con las bacterias que viven en ellas:

  • Yodo: es un líquido de color marrón que tiñe la piel de amarillo-naranja. Es un antiséptico muy empleado pero hay que saber que no es apto para todo el mundo. Su contenido en yodo lo contraindica en lactantes puesto que "puede absorberse a través de la piel y provocar trastornos tiroideos". Asimismo, tampoco está recomendado para embarazadas y madres que dan el pecho, puede llegar al bebé a través de la placenta o la leche.
  • Alcohol: es el más conocido de los antisépticos, sin embargo, no se debe usar en heridas abiertas ya que crea irritación y escozor. Sí que se aconseja para desinfectar piel sana antes de poner una inyección o para desinfectar el cordón umbilical de un recién nacido. La concentración tiene que ser del 70 por ciento.
  • Clorhexidina: por último, este líquido transparente se aplica directamente en la herida abierta y logra desinfectarla gracias a sus acciones antisépticas y desinfectantes. "No irrita ni escuece ya que suele ser una solución acuosa", subrayan.

Estas soluciones han hecho que otras opciones 'de toda la vida' como la mercromina queden en segundo plano. No obstante, los farmacéuticos explican que los beneficios de este producto no se diferencian de los recientemente mencionados. Incluso tiene una gran desventaja: "Su coloración dificulta poder hacernos una idea del estado de la herida, ya que un color muy rojizo en una herida de varios días es indicativo de una posible infección. Si aplicamos mercromina, no podremos ver el color real que tiene la zona. Si queremos saber desinfectar heridas de manera eficiente, es mejor optar por otros productos", apuntan.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar