Diez ideas de meriendas saludables para los niños

merienda-sana-niños

Comer bien es un pilar esencial para que los niños crezcan sanos y fuertes.

La merienda y el almuerzo aporta a los niños el 15 por ciento del aporte energético diario total

Cristina Paredes
Se lee en 3 minutos

¿Ya estás listo para la vuelta al cole? Ponte el despertador, prepara el uniforme y la mochila de tus niños y no te olvides de meterles su merienda saludable favorita para que se coman el mundo llenos de energía. Tanto el almuerzo de media mañana como merienda son esenciales en la alimentación de los niños y los adolescentes, “cada una de ellas, les aporta el 15 por ciento del aporte energético diario total, pero lo recomendable es que esas calorías provengan de alimentos con un elevado contenido de vitaminas, minerales y proteínas, las cuales contribuyen al crecimiento y mantenimiento de la masa muscular”, señala el Colegio de Farmacéuticos de Castellón (Icofcs).

En este artículo te contamos que alimentos saludables debes integrar en la merienda de los niños y cuáles debes de eliminar.

¿Cómo evitar la obesidad en los niños?

“Un 58,5 por ciento de escolares se sitúa en valores de normopeso, ni gorda ni delgada, mientras que el 0,9 por ciento sufre delgadez y el 40,6 por ciento tiene exceso de peso. De los niños y niñas con exceso de peso, el 23,3 por ciento está en niveles de sobrepeso y el 17,3 por ciento sufre obesidad“, según el último informe del Ministerio de Consumo sobre la Alimentación, Actividad Física, Desarrollo Infantil y Obesidad en España.

Comer saludablemente, hacer deporte, dormir bien y cuidar la salud emocional de los niños, son los pilares esenciales para que crezcan sanos y fuertes. Además, estos pilares ayudan a prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer y otras patologías crónicas.

¿Qué deben comer los niños en la merienda?

Estos son las meriendas saludables que recomiendan los farmacéuticos para combatir y prevenir la obesidad mórbida en niños:

  • Fruta fresca.
  • Fruta disecada.
  • Frutos secos, preferiblemente naturales o tostados y en niños mayores de tres años de edad.
  • Yogures líquidos.
  • Bocadillos de pan del día e integral, rellenos de alimentos saludables como el atún, el salmón, el jamón serrano, el queso, entre otros.
  • Chocolate de 70 por ciento como alternativa dulce más recomendable.
  • El agua es la bebida más aconsejable para los niños durante la merienda.

Además, es conveniente que entre la comida y la merienda transcurran al rededor de tres horas porque así “evitaremos que los niños lleguen a la cena muertos de hambre y durante la tarde, puedan realizar las actividades vespertinas sin ningún problema” asegura Rosa Arnau, vocal de alimentación del Colegio de Farmacéuticos de Castellón.

¿Qué meriendas no son saludables?

A su vez, estos son los alimentos que los farmacéuticos insisten en evitar y eliminarlos de las meriendas de los más pequeños:

  • Galletas.
  • Pasteles.
  • Bollería industrial.
  • Batidos y zumos envasados, con altos niveles de azúcares añadidos.
  • Néctares.
  • Golosinas.
  • Alimentos procesados.
  • Embutidos.
  • Bebidas energéticas
  • Refrescos azucarados con gas.
  • Productos que contengan aditivos, conservantes, azúcares y cafeína.

Pese a que en los últimos años ha aumentado el consumo de fruta, tan solo el 20,1 por ciento de los escolares la toma de forma habitual en el desayuno. Los alimentos que son perjudiciales para la salud “se consumen incluso cuatro o más veces por semana, en un porcentaje significante de escolares”, apunta el Icofcs.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar