Claves para distinguir las contracciones ‘falsas’ del embarazo a las del parto

distinguir-contracciones-falsas-embarazo-parto

Las 'contracciones falsas' pueden se repiten con más continuidad en los últimos meses.

Estas contracciones, también llamadas de Braxton Hicks, suelen aparecer en el tercer trimestre

Sonia Navarro
Se lee en 2 minutos

El último trimestre del embarazo suele ser el que más incertidumbre despierta en las embarazadas. Esta recta final antes del parto provoca muchas dudas y cuestiones en las mujeres. Una de las más frecuentes es la de saber distinguir entre las contracciones de Braxton Hicks y las contracciones de parto.

Las contracciones de Braxton Hicks son conocidas también con el nombre de contracciones falsas. Estas suelen aparecer en el último trimestre del embarazo pero, en algunos casos, pueden aparecer antes.

La Federación de Asociaciones de Matronas de España explica que estas contracciones suelen producirse cuando la gestante se mueve, si lleva mucho tiempo de pie o si alguien toca la tripa con mucha fuerza. “Estas contracciones van en aumento las últimas semanas del embarazo a medida que se acerca el día de parto. Estos episodios no deben preocupar a la embaraza, ya que son totalmente normales”, explican desde la federación.

Diferencias entre ambas contracciones

Para distinguirlas de las contracciones del parto, explican las características que tienen estas contracciones:

  • No son dolorosas. Si se presenta el dolor, este es leve y está localizado en el bajo vientre.
  • Son irregulares. No siguen un intervalo de tiempo concreto.
  • No son frecuentes.
  • Duran menos de 1 minuto.
  • Suelen terminar cuando se hace reposo.

En cambio, las contracciones de parto siguen esta sintomatología:

  • Son regulares. Se repiten en el mismo intervalo de tiempo y no se espacian unas de otras.
  • Son frecuentes. Desde la Federación de Asociaciones de Matronas de España explican que la frecuencia de las contracciones de parto es de unas 3 cada 10 minutos.
  • Son intensas y duran más de un minuto.
  • No cesan si la embarazada cambia de posición o hace reposo.

¿Cómo aliviar el dolor de las ‘falsas’ contracciones?

Si las falsas contracciones o contracciones de Braxton Hicks se repiten con asiduidad, la Federación de Matronas aconseja seguir estos consejos para frenar las molestias.

  1. Dar un paseo o cambiar de postura. En el caso de haber estado mucho tiempo tumbada. Las matronas explican que al moverse el cuerpo los músculos se relajan, como el útero.
  2. Descansar en el caso de haber estado en movimiento durante bastante tiempo.
  3. Tomar una ducha de agua caliente para relajar la musculatura.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar