¿Dolor de espalda por culpa del teletrabajo? 4 ejercicios para combatirlo

combatir-dolor-de-espalda-teletrabajo

Es recomendable parar cada hora y realizar estiramientos durante 10 minutos.

La posición del cuerpo durante la jornada laboral puede influir en el rendimiento y la productividad

Andrea Pérez
Se lee en 2 minutos

Cerca de dos millones de personas teletrabajan en España, según el último estudio de Randstad. La mayoría lo hacen desde sus casas y la falta de movimiento comienza a ser visible en las consultas de Fisioterapia. “Antes la gente se desplazaba para coger el coche, ir a la oficina, montar en metro… Era una mínima movilidad pero ya servía para que el sistema inmune se expandiera por el cuerpo. Al quitar esta movilidad inconsciente, la musculatura ya no funciona igual”, comenta Carlos Muñoz, fisioterapeuta y osteópata. 

Por ello, ahora más que nunca es importante que dejemos un espacio para el deporte en el día a día. Además de fuera del horario laboral, durante las horas de trabajo hay una serie de recomendaciones que pueden evitar lesiones. “El cuerpo está hecho para moverse, no para estar sentado en una misma posición”, subraya Muñoz. En esta misma línea, indica las siguientes recomendaciones: 

  • Intentar trabajar en diferentes sitios de la casa, aunque sea sentado, el cuerpo agradecerá el cambio
  • Hacer ‘parones’ cada cierto tiempo y levantarse para que la sangre se distribuya
  • Dedicar 10 minutos cada hora para hacer movilidad de cuello, hombros, muñecas y, sobre todo, tronco

“Los dolores están provocados por isquemias, que son falta de riego sanguíneo en una zona. Las partes del cuerpo donde no llega sangre termina generando dolor”, apunta este profesional. Además de los beneficios que esta movilidad supone para la salud, a nivel profesional el rendimiento mejora notablemente puesto que mente y cuerpo están conectados. Los trabajadores podrán ser más eficientes y productivos si no tienen molestias. 

Cuatro ejercicios para hacer durante el teletrabajo

  • Estando de pie, entrelazar las manos por detrás de la espalda, subir brazos al mismo tiempo que bajamos el mentón hacia el pecho y mantener la espalda recta. Aguantamos unos segundos. Soltamos manos y esta vez las entrelazamos hacia arriba y mantenemos. Hacemos lo mismo con las manos hacia delante y la espalda redonda.
  • En el segundo ejercicio abrimos el costado derecho con un brazo estirado por encima de la cabeza y curvándose hacia el otro extremo. Aguantar unos segundos y hacer lo mismo hacia el otro lado. Podemos hacer un empuje de la pelvis con rodillas flexionadas hacia delante y hacia detrás (cinco repeticiones). Por último, realizaremos círculos con la pelvis. 
  • Para estirar pectorales es necesario fijar el brazo en una estantería y rotar el tronco en sentido contrario hasta notar el estiramiento. Aguantar unos 20/30 segundos y cambiar de lado. Estirando también el cuello y fijando la mirada hacia el lado contrario.
  • Por último, para estirar glúteos, hay poner el tobillo de una pierna en la rodilla de la otra y hacer una sentadilla. Para no perder el equilibrio, se recomienda agarrarse a una mesa e inclinar el tronco hacia delante para notar un mayor estiramiento. Se debe realizar con ambas piernas y aguantar 30 segundos con cada una de ellas.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar