Relación entre dolor de garganta y problemas de tiroides

Relación entre el dolor de garganta y problemas de tiroides

¿Sabes cuál es la relación entre el dolor de garganta y la tiroides?

Redacción Apoteka
Se lee en 5 minutos

¿Qué relación hay entre dolor de garganta y tiroides? Ambos pueden estar relacionados si existe inflamación de la glándula tiroidea. Esta afección involucra la zona del cuello y puede causar molestias, problemas o cambios en la voz y ronquidos.

Si tienes dolor de garganta sin una razón aparente, es importante que busques ayuda médica. Esta es la mejor manera de diagnosticar a tiempo una posible inflamación de la glándula tiroidea y recibir un tratamiento adecuado. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que 750 millones de personas (10% de la población) padecen de problemas de tiroides. Un dato interesante es que estos padecimientos son 10 veces más frecuentes en mujeres de cualquier edad y raza.

A continuación, hablaremos sobre los problemas asociados a la glándula tiroidea, su relación con el dolor de garganta, los síntomas más frecuentes y qué hacer ante un diagnóstico positivo.

Tiroides ¿qué es? ¿Qué causa los problemas de tiroides?

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) refiere que la tiroides es una glándula endocrina pequeña que se ubica en la parte frontal del cuello, justo debajo de la nuez de Adán. Tiene una peculiar forma de mariposa.

Su función es producir una serie de hormonas que regulan el metabolismo, el crecimiento y la frecuencia cardíaca. También, se encarga de la regulación del ciclo menstrual, de la presión arterial y el estado de ánimo, entre otras funciones. 

Las causas de los problemas de tiroides son producto de fallas en la producción o regulación de las hormonas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3). Esto se debe a varios factores como, por ejemplo:

  • Enfermedades autoinmunes: algunos padecimientos, como la Tiroiditis de Hashimoto, ocasiona la disminución de las hormonas tiroideas. 
  • Trastornos nodulares: se refiere a crecimientos anormales de los nódulos tiroideos. Pueden ser benignos o malignos. 
  • Deficiencia de yodo: cuando hay déficit o ausencia de yodo en la dieta (un mineral esencial para la producción de hormonas tiroideas) se produce el agrandamiento de la tiroides o bocio. 
  • Factores genéticos: las enfermedades de la tiroides pueden ser hereditarias. Los padres pueden portar el gen, pero no necesariamente padecer la enfermedad. 
  • Embarazo: algunas mujeres experimentan cambios en la función tiroidea durante el embarazo, debido a factores hormonales.
  • Radioterapia y cirugías: La radioterapia en la cabeza y el cuello, así como la extirpación quirúrgica parcial o total de la tiroides, pueden afectar su función.

¿Puede dolerte la garganta si tienes problemas de tiroides?

Aunque no ocurre en todos los casos, el dolor de garganta y tiroides pueden estar asociados. 

No siempre se trata del síntoma más evidente, pero el malestar en la garganta vinculado a tiroides puede ser consecuencia de los siguientes factores:

  • La inflamación de la glándula tiroides puede causar dolor en el área del cuello, que a menudo se irradia hacia la garganta. 
  • Cuando no se producen suficientes hormonas tiroideas, se debilita el sistema inmunológico y hay mayor susceptibilidad a infecciones en la garganta.
  • La producción excesiva de hormonas tiroideas también se convierte en un problema. Causa irritación y molestias en el área del cuello, incluida la garganta.
  • Si los nódulos tiroideos crecen de manera anormal, ejercen presión en la garganta y esto ocasiona dolor. 

Síntomas relacionados con la enfermedad del tiroides

Los síntomas relacionados con enfermedades de la glándula tiroidea varían de acuerdo al padecimiento. Estos son los más comunes:

Cuando se trata de tiroiditis:

  • Dolor y sensibilidad en el cuello y garganta.
  • Fiebre.
  • Malestar general.

Cuando se trata de nódulos tiroideos:

  • Bulto en el cuello que puede palparse.
  • Hinchazón en el cuello.
  • Dificultad para tragar.
  • Cambios en la voz.

Cuando se trata de hipertiroidismo:

  • Pérdida de peso sin razón aparente
  • Pérdida de pelo por la tiroides.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Temblores en las manos.
  • Inquietud.
  • Nerviosismo.
  • Insomnio.
  • Diarrea.
  • Mayor sensibilidad al calor.

¿Qué sucede si tienes problemas de tiroides?

Para diagnosticar los problemas de tiroides, la SEEN recomienda la valoración de un especialista en Endocrinología y Nutrición, quien podrá realizar un diagnóstico completo de la glándula. 

Este diagnóstico incluye: 

  • Exploración del cuello.
  • Analítica de la función tiroidea: T4 y TSH (hormona estimulante del tiroides).
  • Ecografía.

Si el resultado arroja hipotiroidismo, al paciente se le puede recetar un medicamento que contenga la hormona tiroidea y que le ayude a controlar sus niveles. En otros casos, será el especialista o el equipo médico quienes dirán qué hacer. 

Como mensaje final, si sospechas que tienes problemas de dolor de garganta y tiroides, lo primero que debes hacer es ir a consulta médica y nunca automedicarte. Solo un profesional de un centro sanitario puede indicar el tratamiento adecuado y mejorar así tu calidad de vida.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.



Te puede gustar