Pérdida de pelo por la tiroides: ¿Vuelve a crecer?

Caída del pelo

El déficit o exceso de hormonas tiroideas afecta al crecimiento del pelo.

El cabello tiene un aspecto más fino y quebradizo, frecuentemente seco, y es de crecimiento lento

Sara Cabrero
Se lee en 3 minutos

Existen diferentes causas que pueden propiciar la caída del pelo. Una de ellas, es el mal funcionamiento de la glándula tiroides. No obstante, hay soluciones para mitigar o disimular este problema. En este artículo de Apoteka,  te contamos si vuelve a crecer el pelo que se cae por tiroides y qué puedes hacer al respecto.

La tiroides es una glándula situada en el cuello que tiene una influencia destacada en el estado de salud. Concretamente, es una glándula endocrina que, a través de la secreción de sus hormonas, participa en casi todas las funciones básicas del organismo:

  • Regula el metabolismo y la temperatura corporal.
  • Es necesaria para el crecimiento.
  • El sistema nervioso necesita de ella para su correcto desarrollo.
  • Ajusta la asimilación de los diferentes nutrientes.
  • Es fundamental para regular el ritmo cardiaco y el desarrollo de la piel.

En este sentido, la farmacéutica María Teresa Alcalde Pérez afirma en Elsevier que el déficit o el exceso de las hormonas tiroideas "afecta a la gran actividad metabólica de las células formadoras del pelo".

La patología asociada a estos síntomas es conocida como hipotiroidismo y, según explica, produce un pelo más fino y quebradizo, frecuentemente seco, de crecimiento lento y con alopecia difusa que es más apreciable en la línea de implantación de la frente. No obstante, indica que estos cambios del cabello "son reversibles cuando se normalizan los valores de tiroxina".

¿Vuelve a crecer el pelo que se cae por tiroides?

La pérdida de cabello preocupa a todos los que lo padecen. Sin embargo, los profesionales recuerdan que no se trata de un problema únicamente estético, ya que también puede ser un síntoma de otra enfermedad. Por ello, desde Quirónsalud defienden que, antes de usar champús, lociones o complementos vitamínicos, hay que acudir a un especialista.

Sanitas propone los siguientes tratamientos capilares preventivos y añade que todos ellos pueden combinarse con técnicas manuales y mecánicas:

  • Tratamiento con ozono, ya que tiene poder oxigenante, antioxidante y regenerador.
  • Tratamiento succionador a través de un regulador de vacío, que extrae de los poros y orificios foliculares el exceso de sebo y desechos celulares.
  • Tratamiento regenerador que aumenta el riego sanguíneo, elimina los desechos y tiene efecto antiinflamatorio, relajante y analgésico.
  • Tratamiento láser para una reparación rápida de los tejidos, formación de colágeno, aceleración del sistema linfático, formación de nuevos capilares y aumento del flujo sanguíneo.
  • Tratamiento de alta frecuencia con efectos calmantes y antisépticos.
  • Tratamiento con vapor, muy efectivo contra la caspa y el cabello seco y maltratado porque aporta humedad.
  • Tratamiento con infrarrojos que penetran en la piel aumentando el flujo sanguíneo, la oxigenación y el aporte de nutrientes a los tejidos.

Por otro lado, comparte estas dos soluciones si el pelo ya ha comenzado a caerse y no existe tratamiento:

  • Sistemas capilares: aportan volumen al cabello. Nuestros propios cabellos se integran con otros de la misma textura y color para crear la visión de una mayor frondosidad. No requiere cirugía.
  • Microinjertos: consiste en reimplantar el cabello en las zonas menos pobladas. Para ello, se toman cabellos de nuestra nuca, una zona donde están diseñados genéticamente para vivir toda la vida.

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar