Estreñimiento en niños y bebés: ¿por qué pasa y cómo tratarlo?

estrenimiento-en-ninos-y-bebes

En un 5% de los casos, el estreñimiento infantil puede deberse a la intolerancia a la lactosa

En la farmacia existen distintos tipos de productos para combatir el estreñimiento en niños y bebés

Sonia Navarro
Se lee en 3 minutos

El estreñimiento es una dolencia que puede presentarse en cualquier etapa de la vida. La dificultad para ir al baño es algo que no está exento de aparecer en la infancia, por eso es importante conocer cómo puede tratarse y corregirse en los bebés y los niños.

Desde el Consejo General de Colegios Farmacéuticos (Cgcof) explican que, durante las primeras semanas de vida, los recién nacidos efectúan unas cuatro deposiciones al día. Este número irá descendiendo hasta alcanzar una media de una o dos deposiciones diarias en los pequeños hasta que cumplen unos cuatro años.

¿Cómo mejorar el estreñimiento en niños y bebés?

En el caso de que los bebés o los menores de cuatro años presenten dificultad para ir al baño, los padres siempre deberán consultar con el especialista en Pediatría para saber cuál es el mejor tratamiento que deben seguir. Por su parte, los expertos del Cgcof explican las alternativas que se pueden encontrar en las farmacias:

  • Niños menores de 5 años. En estos casos se les puede administrar supositorios de glicerina para incitar al “inicio del reflejo de defecación”. Este suele comenzar de 15 a 60 minutos después de que haya sido puesto el supositorio.
  • Niños menores de 2 años. Los farmacéuticos recuerdan que no es recomendable que se utilicen en estas edades. Deberán consultar con el pediatra la mejor forma de acabar con esa situación de estreñimiento.

Más allá de estos tratamientos de farmacia, el Cgcof recomienda una serie de cambios en los hábitos de los menores que puedan ayudarles a mejorar este estreñimiento:

  • Incrementar la ingesta de líquidos. Los farmacéuticos recomiendan que los bebés y niños que padezcan estreñimiento beban más agua para favorecer la lubricación de las heces.
  • Aumentar la cantidad de fibra que se consume en la dieta. La fibra es imprescindible para combatir el estreñimiento. Apuesta por el consumo de frutas y verduras que, además de aportar fibra, mejora el nivel de hidratación con su aporte de líquido.

También la práctica de ejercicio es buena para mantener una buena salud digestiva. Esto depende de la edad del pequeño, pero siempre se recomienda fomentar la actividad frente al sedentarismo.

Factores que provocan el estreñimiento en bebés

Los factores que alteran los hábitos para ir al baño de los niños pueden ser muy variados, explican desde el Cgcof. Entre los que más destacan los siguientes:

  1. Niños que se alimentan con leche materna. Los farmacéuticos reconocen que esta situación produce una disminución de la movilidad intestinal. Explican que esta es una situación normal y que no tiene más gravedad salvo que comience antes del primer mes de vida del pequeño.
  2. Fiebre. La aparición de cuadros febriles puede ser un motivo de estreñimiento.
  3. Cambios en la dieta. Cuando se producen cambios en la dieta, como por ejemplo al introducir nuevos alimentos, se puede producir un periodo de dificultad para ir al baño en el menor.
  4. Problemas emocionales o familiares. Estas alteraciones pueden llegar a afectar al pequeño llevando a sufrir esta patología.
  5. Variaciones en las condiciones ambientales. Por ejemplo, un viaje o una salida que interrumpa sus hábitos en casa.

Dentro de este documento, los expertos del Ccgof recogen que el 5 por ciento de los niños padece estreñimiento crónico por intolerancia a la leche de vaca. Explican que su diagnóstico es completo, pero recomienda que los pequeños que no respondan a los tratamientos laxantes habituales o al incremento de la fibra en su dieta se les suprima el consumo de leche de vaca.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar