El intestino no genera inmunidad duradera contra el Covid, según un estudio

Si las células del intestino desaparecen, no sería recomendable usar vacunas orales para frenar el Covid-19.

Este órgano es uno de los lugares de entrada de este virus, al igual que lo son los pulmones

Andrea Pérez
Se lee en 2 minutos

Generar anticuerpos y la duración de estos en el cuerpo es una de las grandes preocupaciones de quienes han superado el Covid-19. Numerosos análisis realizados por investigadores médicos se centran en averiguar qué es lo que ocurre en nuestro organismo cuando el virus desaparece.

En este sentido, una de las conclusiones del estudio publicado en la revista ‘Frontiers in Immunology’ es que el intestino y la respuesta inmunitaria que genera contra el Covid-19 no llegaría a otros órganos. Según este análisis, las células que se encuentran en la sangre y que habían sido generadas por el intestino son escasas si se comparan con las células que se han creado en otras zonas.

Uno de los autores del estudio, Sebastian Zundler, jefe del grupo de investigación del Departamento de Medicina 1 del Hospital Universitario de Erlangen (Alemania), comenta que a pesar de que el intestino es “un importante portal de entrada del virus”, la respuesta inmunitaria que han encontrado en la sangre de personas que pasaron el Covid-19 está “dominada por los linfocitos que han sido desencadenados por otras zonas del cuerpo”.

¿Por qué el intestino es un órgano importante en este sentido? En el estudio de la revista ‘Frontiers in Immunology’ explican que el Covid-19 puede entrar al organismo a través de él y de los pulmones. Por lo tanto, el objetivo principal es entender qué papel tiene este órgano en la provisión de inmunidad sistémica a este virus.

Muestras de sangre de tres tipos de pacientes

Para analizar las diferentes células inmunitarias usaron la técnica de citometría de flujo. Lo hicieron mediante las muestras de sangre de tres tipos de pacientes:

  • Infectados actuales por Covid-19
  • Personas que ya superaron la enfermedad
  • Otros pacientes libres del virus

La autora principal del estudio, Tanja Müller, lo explica así: “Existe un mecanismo especial en el tejido linfoide del intestino que desencadena la producción de un marcador de impronta llamado ‘integrina a4b7’. Este marcador hace que las células T se dirijan al intestino para combatir la infección. Podemos utilizar este marcador para identificar si hay linfocitos circulando en la sangre que fueron desencadenados por la respuesta inmunitaria del intestino”. El resultado del estudio es que hay pocas células inmunitarias que tengan ese marcador.

Los investigadores advierten de que si estas células generadas por el intestino desaparecen podría haber implicaciones para las vacunas orales contra el Covid-19 en las que se están trabajando. Müller considera que “si hay relativamente pocas células inmunitarias impresas en el intestino, exponer el sistema inmunitario intestinal con una vacuna contra el Covid podría no dar lugar a una inmunidad circulante sustancial y, por tanto, a la protección cruzada de otros órganos contra el virus”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar