Las 3 causas más comunes de las encías inflamadas

encías inflamadas causas

Las encías inflamadas pueden ser un signo de mala higiene bucal.

Eliminar la placa bacteriana de los dientes evitará la inflamación de las encías

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Tener las encías inflamadas no es una buena noticia. Este síntoma puede ser el principio de una patología bucal importante, por ello, es necesario acudir a un dentista cuanto antes. En este artículo, los expertos nos cuentan cuáles suelen ser las principales causas de las encías inflamadas.

"En los primeros estadios de la enfermedad periodontal la encía aparece inflamada (gingivitis), enrojecida y sangrante. Éste estado es todavía reversible, porque no hay destrucción de hueso", apuntan desde el Colegio de Higienistas de Madrid. "La gingivitis establecida puede permanecer durante muchos años, sin continuar su evolución", añaden.

Por lo tanto, las encías inflamadas se relacionan directamente con la enfermedad periodontal que tiene diferentes grados.

Grados de las encías inflamadas

Las encías inflamadas pueden tener diferentes grados, según la gravedad de la patología. Desde el Consejo General de Dentistas diferencian estos cuatros estadios de la enfermedad periodontal:

  • Cuando se tiene una buena salud gingival la encía es de color rosa, está pegada al diente, no sangra al cepillarse y no hay sarro.
  • La gingivitis es el primer paso y en ella ya se aprecia el crecimiento del cálculo en el diente e inflación de la encía (roja).
  • Si se agrava, se produce la periodontitis. "La inflamación hace que la encía se separe del diente formando una bolsa, ya se observa una pérdida moderada de hueso", concretan.
  • Por último, la periodontitis avanzada supone pérdida severa de hueso y es una bolsa muy profunda. El diente está en peligro de perderse.

Asimismo, los expertos aseguran que hay unos factores de riesgo que incrementan la posibilidad de sufrir estas patologías bucales. De hecho citan los siguientes: el tabaco, la falta de ejercicio, el consumo de ciertos alimentos, la predisposición genética y la inadecuada higiene oral.

Encías inflamadas y periodontitis

Sin embargo, si se ignora este síntoma y no se soluciona, la gingivitis puede evolucionar a periodontitis, como acabamos de contar. Los expertos explican que ocurre esto:

  • Se forma una bolsa periodontal.
  • Las toxinas de las bacterias penetran fácilmente a través de la bolsa, produciendo rápidamente la destrucción del hueso.
  • Posteriormente, comienza la movilidad y migración dentaria que acaba con la pérdida del diente.

¿Cómo prevenir la inflamación de las encías?

Los higienistas explican que todas las medidas para prevenir la inflamación de las encías están dirigidas a evitar que aparezca la gingivitis y que evolucione a periodontitis. Concretamente, apuntan estas recomendaciones:

  • Quitar la placa bacteriana adherida al diente cepillandose tras las comidas.
  • Usar seda o hilo dental y/o cepillos interdentales para eliminar la comida que se queda en los espacios entre los dientes.
  • En el caso de que la placa bacteriana esté calcificada (sea sarro), hay que acudir al dentista para que termine con estas placas. El profesional puede usar distintas técnicas como las limpiezas o los raspados y alisados radiculares.

"En las fases más agudas de la enfermedad periodontal, el profesional podrá prescribir antibióticos para ayudar en la eliminación de los microorganismos causales, o enjuagues con soluciones antisépticas que ayudarán a disolver la placa bacteriana", subrayan los especialistas.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar