Los tres grados o tipos del esguince de tobillo

esguince de tobillo grados

Los síntomas del esguince de tobillo cambian según los grados de la lesión.

En farmacia disponen de productos para los diferentes grados de esguince de tobillo

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Sufrir un esguince de tobillo es una lesión habitual que puede tener todo el mundo, sean personas deportistas o no. Para no arrastrar molestias durante un tiempo prolongado, es importante prestarle atención y curarlo. En concreto, hay que distinguir entre los tres grados o tipos del esguince de tobillo que a continuación diferenciará el Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof).

“El esguince de tobillo es una de las lesiones ligamentosas más frecuente y presenta un alto grado de evolución hacia problemas crónicos y recidivas“, explican los farmacéuticos. “Aunque un movimiento de eversión (hacia el exterior) puede lesionar el ligamento lateral interno, lo más frecuente (85 por ciento) son los esguinces por inversión que afectan al ligamento lateral externo“, añaden.

Tipos o grados de esguince de tobillo

Los esguince de tobillo se dividen en tres grados según la gravedad de la lesión. Estos son sus síntomas, tal y como señala la Vocalía Nacional de Ortopedia del Cgcof:

  • Esguince de grado I: se trata de una distensión sin rotura de fibras o con rotura de menos del 5 por ciento de las fibras. Es doloroso pero el paciente puede caminar.
  • Esguince de grado II: en este caso la rotura es parcial y los principales síntomas son dolor, hinchazón e inestabilidad articular leve. Según los expertos, el paciente puede caminar pero de puntillas.
  • Esguince de grado III: la rotura es total y afecta también a zonas de inserción óseas. Sus manifestaciones son dolor, inflamación y laxitud articular. No obstante, los especialistas indican que a veces no se siente dolor porque se ha producido la rotura de las terminaciones nerviosas. El paciente directamente no puede apoyar el pie.

Consejos para el esguince de tobillo

En este mismo sentido, los farmacéuticos señalan varias recomendaciones para tratar este tipo de lesión:

  • Si el esguince es de grado I y II es necesario hacer reposo durante 72 horas y después movilizar la zona con ejercicios sin carga.
  • Es imprescindible mantener reposo y realizar una vuelta a la actividad física de forma paulatina para evitar recaídas y lesionarse de nuevo.
  • En esta misma línea, los expertos subrayan la importancia de hacer ejercicios de fortalecimiento de la musculatura de la pantorrilla.
  • Asimismo, el calzado es clave en la recuperación de un esguince. Se debe ajustar bien al tobillo y el tacón alto está desaconsejado.
  • Para hacer deporte, además de un buen calzado, el calentamiento, los estiramientos y el entrenamiento ayudan en la prevención de la lesión.

Productos de farmacia para el esguince de tobillo

En las boticas disponen de artículos ortopédicos también para el tratamiento de los esguinces, aunque la elección del producto dependerá de su gravedad. Desde el Cgcof mencionan los siguientes:

  • Para esguince de grado I: una tobillera elástica con bandas compresivas o vendaje compresivo sería lo más apropiado.
  • En el siguiente nivel, el esguince de grado II requiere de otro tipo de inmovilización como son las tobilleras bivalvas o con estabilizadores laterales.
  • Asimismo, se pueden adquirir bastones ingleses durante la convalecencia. “El objetivo de estos productos es evitar el apoyo o disminuir la carga“, afirman los farmacéuticos.
  • En última instancia, para movilizaciones largas se aconseja usar silla de ruedas y si es posible con reposapiés elevable.

El esguince de grado III necesita ser tratado por un profesional.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar