Dolor de pies: qué calzado evitar y productos de farmacia para paliarlo

dolor-pies

Para evitar el dolor de pies se desaconseja utilizar tacones y los zapatos estrechos.

En las farmacias hay productos que ayudan a paliar el dolor de pies y evitar deformaciones

Cristina Paredes
Se lee en 2 minutos

Seguro que alguna vez has salido de fiesta con unos tacones super altos y has vuelto a casa con un dolor terrible. Los tacones, los zapatos estrechos y otro tipo de calzado son los grandes aguafiestas de nuestros eventos y quedadas. Así es, no utilizar un buen calzado, no hidratar los pies cada noche, secarlos de forma incorrecta o no cortar las uñas de manera recta son algunos de los factores que  afectan al bienestar de nuestros pies.

El motivo principal por el que se produce el dolor de pies ha ido evolucionando en virtud de la experiencia acumulada y la evolución tecnológica. Hoy en día se aceptan multitud de motivos sobre la causa de este dolor pero, en concreto, el Colegio de Farmacéuticos de Valladolid señala que “aunque desde la farmacia dispongamos de distintas ayudas para paliar las molestias, lo mejor es siempre evitar los zapatos que nos causen problemas”.

En este artículo te contamos qué calzados debes evitar y qué productos de la farmacia ayudan disminuir el dolor de pies.

¿Qué calzados evitar para disminuir el dolor de pies?

Los especialistas apuntan no utilizar determinados tipos de zapatos para suavizar el dolor de pies y disminuir los problemas ortopédicos generados por estos como los juanetes, dedos en garra y en martillo, metatarsalgias, fascitis, talalgias, etc. No obstante, algunos de estos problemas tienen un componente genético que, por lo general, es hereditario. En concreto, desaconsejan utilizar los siguientes calzados:

  • Evitar zapatos que causen problemas, como los zapatos de tacón. Estos desplazan el punto de apoyo del pie hacia delante y causan dolor.
  • Calzado estrecho. A largo plazo pueden ocasionar problemas en los dedos. Además, un calzado estrecho puede ocasionar rozaduras en los pies o en los dedos.
  • Calzado plano y chanclas. “Los zapatos demasiado bajos o sin amortiguación cargan más la zona del talón y pueden provocar talalgias y fascitis“, recalca el Cof Valladolid. Además, las chanclas “flip-flop” tan solo deben de ser utilizadas para la piscina, playa y ducha. Este calzado tiene poca amortiguación y sujeción.
¿Sufres dolor de pies? Consulta a tu farmacéutico
Fuente: Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valladolid (Cof Valladolid)

Productos de farmacia para calmar el dolor de pies

En las boticas pueden encontrarse artículos para ayudar a paliar las molestias del dolor de pies y evitar que los zapatos causen problemas o se deformen, como plantillas, dediles y ratoncitos.  Las plantillas ayudan a amortiguar la zona afectada y evitar problemas de esguinces de tobillo, problemas de rodillas, columna, etc.

Para evitar que los dedos se monten unos encima de otros, existen separadores de distintos tipos y grosores, además de correctores de juanetes que mantiene la articulación en posición antiálgica para evitar cualquier dolor. Desde el Cof Valladolid también aconsejan utilizar apósitos de hidrocoloides u otros materiales, dediles y protectores para curar las rozaduras en los pies y dedos.

Por otro lado, los farmacéuticos recomiendan no cargar demasiado la zona del talón y utilizar plantillas o taloneras para descargar la zona afectada.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar