Callos y clavos en los pies: causas y cómo eliminarlos

Callos y clavos

Para eliminar los callos y los clavos existen cortauñas especiales.

La presión de los zapatos y la forma de andar son las principales causas de los callos y clavos

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

27A muchas personas les parecen feos. Otras incluso sienten cierta repulsión hacia ellos. Mientras que otro porcentaje de la población tiene fetichismo por esta parte del cuerpo. ¿Sabes ya de qué hablamos? Eso es, de los pies. Ya te resulten atractivos o te generen cierta aversión, gracias a ellos podemos movernos e ir a lugares, así que les debemos mucho y los cuidamos poco. En este artículo abordaremos qué son los callos y los clavos que aparecen en los pies y cuál es su tratamiento desde la farmacia.

“Los callos son áreas superficiales duras de la piel, que se producen en zonas que sufren pequeños golpes o rozaduras de forma repetida. En ocasiones se localizan en las articulaciones de los dedos de los pies, en la superficie de la planta del pie o entre los mismos dedos, produciendo molestias dolorosas”, explican desde el Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof).

Mientras que en el caso de los clavos, los profesionales señalan que suelen adoptar una forma redondeada con un núcleo central. “Son prominentes y pueden alcanzar hasta un centímetro o más de diámetro, suelen aparecer en los dedos de los pies y tiene un color amarillento o grisáceo”, añaden los farmacéuticos.

Su principal diferencia es que los callos no están tan delimitados ni tienen un núcleo central.

¿Cuándo aparecen los callos y los clavos?

Lo cierto es que los callos y los clavos pueden aparecer en cualquier momento, pero suelen ser más habituales y de mayor grosor y extensión en personas en edad adulta. ¿Por qué se producen? Principalmente por dos razones:

  • Presión de los pies debido a los zapatos
  • Forma de andar

“Aunque normalmente aparecen en manos y pies, pueden observarse también en otras localizaciones, de hecho pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo que esté sometida a presión o fricción, especialmente si existe además una prominencia ósea”, indican los profesionales.

¿Cuál es el tratamiento de los callos y los clavos?

Según el Cgcof, el primer objetivo del tratamiento de los callos y clavos consiste en eliminar o reducir las causas que los originan. Por lo tanto se recomienda:

  • Utilizar un calzado cómodo y elástico
  • Usar calcetines que no irriten la piel
  • Comprar almohadillas o anillos de forma y tamaño que estén en función de la extensión y localización del área afectada
  • Colocar parches, apósitos y vendajes protectores de gomaespuma

En cuanto a fármacos para eliminarlos, el más utilizado es el ácido salicílico, en ocasiones asociado con otros ácidos como el láctico y el acético. Otra opción es recurrir al limado o el cortado inmediatamente después del baño con un cortauñas especial que se puede adquirir en las boticas.

En la farmacia se pueden encontrar muchos productos para el cuidado de los pies. En este sentido, tampoco hay que olvidar la hidratación de esta zona, para la que venden artículos específicos. Con las cremas hidratantes para los pies se consigue eliminar asperezas y rugosidades tanto del talón como de la planta del pie, reparar grietas y retener agua y garantizar la hidratación.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar