Cremas hidratantes: cómo cuidar tu piel en verano

Cremas hidratantes

Las pieles normales o secas deben optar por cremas hidratantes más oleosas.

La urea o el ácido hialurónico son activos muy recomendados en cremas hidratantes

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Comienza el destape. El 26 de junio dejará de ser obligatorio llevar mascarilla en exteriores, según ha anunciado Pedro Sánchez, presidente de España. Una gran alegría para muchos pero un peligro también para nuestra piel, que lleva meses oculta tras la ropa y la mascarilla. Por ello, en esta época del año es fundamental hidratar la piel y con la ayuda de los farmacéuticos podemos encontrar cuál es la mejor crema para cada uno.

“Las condiciones que generalmente deshidratan la piel se extreman en verano”, explica María Latasa Barros, vocal de Dermofarmacia del Colegio de Farmacéuticos de Castellón (Icofcs). “Fundamentalmente las altas temperaturas, la sudoración excesiva, la exposición al sol, junto con actividades al aire libre de baño (mar o piscina) que pueden castigar a los lípidos epidérmicos que son los que evitan la pérdida de humedad transcutánea”, añade.

¿Cómo hidratar la piel en verano?

La especialista indica que la frecuencia de hidratación debe aumentar en verano e incorporar antioxidantes para reparar “los daños producidos por los radicales libres”. Por ello, con el objetivo de favorecer el factor de hidratación de la piel, recomienda buscar cremas con los siguientes activos:

  • Urea
  • Panteno
  • Glicoles
  • Ácido láctico
  • Alantoína

Para aquellas pieles que quieran también propiedades antienvejecimiento, lo mejor será optar por polímeros biológicos como son el ácido hialurónico, el colágeno y los proteoglicanos (moléculas con proteínas).

En el caso de las pieles secas, necesitan reforzar la función barrera y evitar la pérdida de agua transepidérmica. Habrá que buscar productos con ceramidas, colesterol, glicerina, aceites vegetales, mantecas y ceras que ayudarán a ese fin. Asimismo, añadir emolientes corporales y faciales será clave para evitar la deshidratación y mantener un estado óptimo en nuestra piel.

¿Cómo elegir una crema hidratante?

“Lo ideal es que la farmacia sea quien oriente en los formatos adecuados para el tipo de piel, sobre todo en el tema facial“, afirma Latasa Barros. Cada piel es diferente, según subraya la experta, aquellos que tenga una piel grasa, con tendencia acnéica o con dermatitis seborreica deben reforzar su hidratación con:

  • Sérums o ampollas oil free
  • Cremas hidratantes en texturas siliconadas
  • Gel o cremi-gel

Mientras que en una piel normal o seca necesitará fórmulas que incorporen también activos de naturaleza más oleosa, como la vitamina E o los proteoglicanos.

Lo más adecuado sería seguir una rutina de hidratación por las mañanas y antes de ir a dormir.

Otros consejos para mantener la piel hidratada

Asimismo, la experta apunta otros consejos para que la piel se mantenga hidratada durante la época estival. Concretamente señala:

  • Utilizar protección solar también con ingredientes hidratantes
  • Evitar jabones tradicionales y otros limpiadores agresivos, sobre todo en la limpieza facial
  • Ingerir agua en abundancia
  • Mantener una dieta rica en frutas y verduras. El cuerpo necesitará líquidos y sales minerales para hidratarse.

¿Cuáles son las ventajas de tener una piel hidratada? Además de que el autocuidado debería ser fundamental para todos, tener una piel hidratada evitará la aparición de manchas y nuevas arrugas, retrasará el envejecimiento y tendrá un aspecto más sano.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar