Cremas para el acné: conoce el ritual más beneficioso para la piel

Las cremas para el acné son oil free (sin grasas) para no aumentar el sebo.

El uso de cremas hidratantes es muy importante en pieles con tendencia acnéica

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

¿Toda tu vida sin ningún grano y ahora que eres adulto aparecen todos de golpe? No creas que eres un bicho raro. Es cierto que el acné es muy común durante la adolescencia, porque los niveles de hormonas suben y favorecen su aparición, pero también se puede presentar en la etapa adulta. Tratarlo desde el inicio evitará que aumente la producción de estos granos y dejen cicatrices en la piel. En los establecimientos farmacéuticos se dispensan diversas cremas para limpiar e hidratar la cara con tendencia acnéica.

“Con este tipo de patologías hay que hablar de rutinas. Si utilizamos una crema que sea maravillosa para el acné, pero no hacemos una limpieza eficaz no nos servirá de mucho”, explica Blanca González, vocal de Dermofarmacia del Colegio de Farmacéuticos de A Coruña. “Al final se produce una hipersecrección de sebo, una inflamación y una infección y hay que tratar todos estos problemas”, añade la experta.

¿Cómo tienen que ser las cremas para el acné?

Las cremas que utilizan las personas con acné tienen que tener una serie de activos para controlar esta tendencia, que está muy ligada a las pieles grasas. En concreto, la farmacéutica especifica que se deben utilizar:

  • Hidratantes que no aporten grasa pero sí agua
  • Productos que ayuden a la renovación celular
  • Fotoprotectores para evitar las marcas y cicatrices de los granos
  • Cremas libres de grasas para que no bloqueen los poros

Aunque se relaciona el acné con el rostro, González señala que hay que preguntar también si aparecen más granos en otras zonas. Por ejemplo, es habitual encontrarlos en la espalda y en el pecho. “Teniendo en cuenta la accesibilidad de la zona, buscamos productos que son más fáciles de aplicar en ese lugar. En la parte alta de la espalda utilizamos artículos con activos similares pero en spray”, añade.

Ritual para combatir el acné: pasos

Se aconseja seguir los siguientes pasos para lograr que el acné se reduzca y desaparezca:

  1. Por la mañana, utilizar una hidratante suave y un protector solar.
  2. Por la noche, es el turno de quitar el fotoprotector con un limpiador suave (puede ser con un jabón neutro) y usar los renovadores celulares.
  3. Una vez a la semana podemos decantarnos por algún tipo de mascarilla. Por ejemplo, para las personas con mucho sebo ayuda la arcilla, como exfoliante químico.

La especialista subraya que todos los productos deben tener una acción seborreguladora y matificante, para evitar brillos en la piel por el exceso de grasa.

Este ritual también es recomendado para las personas que están sufriendo acné a raíz de llevar mascarilla, es el llamado ‘maskné’.

Consejos de mano de los farmacéuticos

A continuación, los profesionales farmacéuticos aportan una serie de recomendaciones con el objetivo de reducir el acné:

  • Los hombres que necesiten afeitarse tendrán que hacerlo con cuchilla y no con maquinilla eléctrica, para evitar que la piel se irrite.
  • No hay que tocar los granos, ya que manipular estas lesiones propicia que queden marcas
  • Tras el lavado, hay que secar la cara sin fricción
  • Evitar el exceso de hidratación y la sudoración en la medida de lo posible
  • Protegerse del sol con fotoprotección tópica y oral
  • Usar cosméticos oil free (libres de grasas), también en maquillajes y fotoprotectores
  • Retirar el pelo de la cara, puesto que engrasa la piel y provoca la aparición de más granos
  • Tener una dieta equilibrada y rica en antioxidantes (frutas, verduras, frutos secos…)

Si se trata de un acné severo, lo mejor es acudir a un dermatólogo para que recete tratamiento médico.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar