Pie diabético: qué es, síntomas y prevención

pie diabético

Se recomienda que las personas con pie diabético utilicen plantillas.

Para prevenir el pie diabético se aconseja caminar a diario y cambiar de zapatos varias veces a la semana

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Relacionar la diabetes solo con problemas de azúcar es quedarse corto. Esta enfermedad afecta a la dieta de quienes la padecen, pero también es responsable de otras complicaciones que pueden surgir. Por ejemplo, el dolor del pie diabético es una patología muy común. En este artículo abordamos este problema y las soluciones que existen desde la farmacia para tratarlo.

“Entre las patologías que pueden tener los diabéticos está la neuropatía diabética, que puede definirse como una complicación de la diabetes que implica a los nervios periféricos”, explican desde el Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof). “Estas alteraciones conducen a una pérdida de sensibilidad de las extremidades que hace que el diabético no se de cuenta de pequeños traumatismos e infecciones“, añaden.

Síntomas del pie diabético

Una de las partes donde suelen ser patentes los efectos de la neuropatía son las piernas y los pies. En estas extremidades se presentan diferentes síntomas, los expertos y los pacientes apuntan:

  • Hormigueo
  • Falta de sensibilidad
  • Escozor
  • Calambres en las pantorrillas
  • Ataques de dolor que se presentan por la noche

Más concretamente, desde el Cgcof señalan que el pie del diabético puede tener infecciones superficiales, como la micosis interdigital, o más profundas y de carácter evolutivo que podrían acabar en amputaciones.

¿Cómo tratar el pie diabético?

Los farmacéuticos recomiendan mantener informado al médico de la evolución de los pies y, además, seguir una rutina de cuidado. Estos serían los pasos:

  1. Lavar los pies a diario con agua tibia y jabón ácido.
  2. Secar posteriormente con cuidado para evitar el reblandecimiento y el maceramiento de la piel.
  3. Aplicar una crema hidratante neutra, vaselina o aceite.

Asimismo, en las boticas disponen de otros productos que pueden ser interesantes para aliviar los dolores del pie diabético. En este sentido, los profesionales subrayan el uso de plantillas. Gracias a este artículo, los pacientes tienen un extra de descanso y confort en los pies, ya que alivian el dolor de sobrepresiones y previenen de durezas y callosidades.

Consejos para prevenir el pie diabético

Además de los ya citados, las farmacéuticas Beatriz Sánchez Nevadoa y Sonia Sanz Olmosa señalan varias recomendaciones para prevenir el pie diabético. En esta línea, en su artículo ‘Autocontrol y medidas higiénico-dietéticas de la diabetes‘ indican que los pacientes deben:

  • Cortarse las uñas y mantenerlas limpias. Asimismo, limarlas ayudará a evitar el roce de los bordes que podría causar heridas.
  • Acudir a un podólogo si se tienen callos, durezas o verrugas. Si el paciente se las intenta quitar, él mismo puede provocar una úlcera.
  • Caminar todos los días y no ir descalzo.
  • Elegir correctamente el calzado. Es aconsejable el uso de zapatos cómodos de piel natural, amplios, cerrados por detrás y con poco tacón. “Las zapatillas deportivas con suela de goma gruesa con cámara de aire o de gel ayudan a amortiguar los pies y redistribuyen la presión”, señalan las profesionales.
  • Utilizar diferentes zapatos durante la semana (cambiarlos dos o más veces).
  • No aplicar fuentes de calor o frío (mantas eléctricas, bolsas de agua caliente o fría…) de forma directa a los pies.
  • Evitar calcetines ajustados porque oprimen la circulación.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar