Óptica, Salud Ocular,

Luz azul: claves para reducir la exposición del móvil antes de ir a dormir

La luz azul de los teléfonos impide la emisión de melatonina, clave para el descanso.

Existen lentes oftálmicas o filtros para pantallas que reducen la exposición a este tipo de iluminación

Andrea Pérez
Se lee en 2 minutos

El último vistazo al móvil y a dormir. Es un ritual habitual que muchas personas hacen pero que afecta directamente al sueño.

¿Por qué ocurre esto? Los seres humanos son sensibles a los cambios de luz y estas modificaciones sincronizan sus ritmos biológicos. Para gestionar estos cambios entre el medio externo y el medio interno está la hormona de la melatonina. Cuando la luz desaparece se comienza a liberar esta sustancia para preparar a las personas para dormir. Sin embargo, la luz azul que emiten móviles y otros dispositivos electrónicos evita esta liberación y logra mantener despierta a la persona.

“La luz azul realmente es necesaria para la vida, el problema es que hoy en día tenemos una sobreexposición a ella. Esta luz es la que nos permite levantarnos por la mañana”, señala la especialista en Óptica y Optometría, María José Solana.

Los expertos no consideran “importante” la luz azul

Por su parte, la Comisión Internacional de Iluminación (CIE) se ha pronunciado al respecto y considera que  las fuentes de luz blanca utilizadas en el alumbrado general o aquellas que están dentro del espectro azul (pantallas) “no son importantes” para la salud.

“No hay evidencia de ningún efecto adverso en la salud en seres humanos producido por exposición ocasional a la radiación óptica en los límites de exposición marcados por las normas y reglamentos”, indican desde este organismo. No obstante, la CIE afirma que hay que tener precaución si “la exposición a la radiación óptica es continuada”.

En este sentido, desde la Sociedad Española de Oftalmología apuntan que en caso de preocupación por el uso de las pantallas y su presunto peligro en los ojos, siempre hay que dirigirse al oftalmólogo. Este profesional es el que podrá indicar cuidados más específicos.

Soluciones para reducir la exposición a luz azul

Para controlar que esta exposición no sea perjudicial para nuestros ojos podemos optar por alguno de estos métodos:

  • Utilizar lentes oftálmicas
  • Usar filtros para pantallas
  • No exponerse a aparatos electrónicos antes de dormir
  • Bajar el brillo de las pantallas o activar el modo nocturno

“Las lentes oftálmicas o los filtros pueden ayudar a ciertos problemas de fatiga ocular. De hecho, eliminan un 40% de la luz azul recibida, ya sea emitida por cualquier dispositivo, por la luz led o incluso del Sol”, explica la experta María José Solana.

Para aquellas personas que trabajan con pantallas y sufren sequedad ocular, se aconseja utilizar lágrimas artificiales para reducir esta sensación.

Por último, otra opción que recomiendan los oftalmólogos para combatir el cansancio ocular es la regla 20-20-20 (en inglés). En español serían, 6 metros, 20 segundos y 20 minutos. “Es decir, mirar a lo lejos durante 20 segundos cada 20 minutos de trabajo con el ordenador”, concretan.

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar