Mantén a raya a los piojos en la vuelta al cole

Piojos colegio

Para evitar el contagio de piojos en el colegio, los niños no deben compartir gorros ni peines.

Los pediculicidas, productos para acabar con los piojos, no deben usarse como método preventivo

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

La vuelta al cole ya está aquí. Los niños de casi todas las Comunidades Autónomas se reincorporan a las clases a lo largo de esta semana y las casas de los escolares ya están preparadas con los nuevos materiales y las mochilas para este curso. Sin embargo, no solo hay que tener a punto los libros y demás útiles. El colegio siempre ha sido un foco de contagio de catarros o enfermedades (ahora el Covid-19); pero también un lugar donde es fácil que toda la clase tenga piojos. Desde la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) dan una serie de consejos para que esto no ocurra.

“La infestación de una persona a otra requiere contacto físico entre ellas y la presencia de un piojo adulto. Los piojos ni vuelan, ni saltan, pero sí son capaces de moverse muy rápido de cabeza a cabeza directamente o a través de fómites (peines, sombreros, gorros, bufandas, pañuelos o auriculares)”, explican los farmacéuticos Ramón Bonet y Antonieta Garrote en su artículo ‘Stop a los piojos‘.

Los profesionales indican que los niños suelen ser el principal grupo donde colonizan estos pequeños indeseados porque realizan actividades con estrechas interacciones. No obstante, nuevos hábitos como los ‘selfies’ han provocado un aumento de infestaciones de piojos entre adolescentes y adultos, según apuntan desde la Aemps.

Consejos para evitar los piojos

Dado que algunos niños son muy pequeños para entender qué son estos pequeños bichos, es importante que los padres conozcan las recomendaciones y se las trasladen a sus hijos en su propio lenguaje. Un punto a favor en este sentido es que la actual pandemia del Covid-19 ha hecho que los pequeños mantengan las distancias personales, lo que podría frenar el contagio de piojos:

  • Los niños no deben compartir gorros, toallas o peines.
  • Hay que revisarles detrás de las orejas y en la nuca, ya que son los lugares favoritos de los piojos por sus temperaturas elevadas.
  • Los que tengan el pelo largo es mejor que lo lleven recogido en parques o espacios cerrados de juegos.
  • Concienciar a los pequeños de que no deben rascarse porque pueden tener lesiones en el cuero cabelludo.
  • Una vez que se han encontrado piojos en la cabeza hay que comenzar el tratamiento con champús y lociones para quitarlos lo antes posible.

¿Cómo usar pediculicidas?

Estos productos son muy fuertes, por lo que su uso tiene que ser limitado y racional. En concreto, desde la Aemps señalan estas recomendaciones:

  • Solo hay que usarlos si se han encontrado liendres o piojos vivos, no a modo preventivo.
  • Seguir las instrucciones de uso y leer las advertencias de seguridad del envase.
  • Después de aplicarlos, hay que peinar con una lendrera o un peine de púas finas y fuertes. Tras ello, hay que limpiarlos.
  • Hay que reaplicar el pediculicida a los 7-10 días y no se deben mezclar diferentes marcas.
  • Si las infestaciones de piojos son recurrentes, es aconsejable utilizar repelentes.

En caso de duda, el farmacéutico responderá a todas las preguntas, ya que es el principal profesional sanitario al que acuden los pacientes con piojos. Tanto los pediculicidas como los peines y lendreras pueden adquirirse en cualquier botica.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar