¿Qué es el ‘Método Curly’?: Pasos para cuidar el pelo rizado

Método Curly
El Método Curly logra devolver la forma natural del cabello.

El 'Método Curly' o 'Método Curly Girl' consiste en el uso de productos libres de sulfatos y siliconas

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

No todos los productos que se utilizan para limpiar el cabello son beneficiosos para él mismo. El ‘Método Curly’ o ‘Método Curly Girl’ consiste en el uso de productos libres de sulfatos y siliconas para que el pelo recupere su forma natural y quede limpio de químicos. En principio, estaba destinado para personas con pelo rizado u ondulado, pero en la actualidad, todo el mundo que desea sanar su pelo puede unirse a estas técnicas (exceptuando aquellas que son exclusivas para potenciar los rizos u ondas).

¿Cómo nació este modelo de cuidado del cabello? Con la publicación del libro ‘Curly Girl The Handbook’  de la estilista estadounidense Lorraine Massey, en 2010, se instauró una nueva forma de tratar el pelo rizado. Desde entonces, miles de personas se han unido ya al ‘Método Curly’ y muestran el “antes y después” de su cabello en redes sociales. Los productos de este tratamiento se pueden encontrar en farmacias, supermercados, herboristerías, etc. En el mercado se encuentran tanto productos low cost como de gamas más altas. 

¿Cómo empezar el ‘Método Curly’ en 6 pasos?

A continuación indicamos los pasos del ‘Método Curly’ que se tienen que seguir para tratar el cabello de forma correcta:

  1. El último lavado con un champú que tenga sulfatos (pero no alcohol ni siliconas). Es necesario resetear el cabello y para ello es necesario realizar una limpieza profunda para arrastrar todos los químicos que tiene el pelo. La mayoría de geles de baño sirven también para realizar este último lavado o final wash. 
  2. En el siguiente lavado solo se podrán utilizar productos aptos para el ‘Método Curly’. Se recomienda empezar con un champú, una mascarilla y un acondicionador. El champú se tiene que aplicar únicamente en el cuero cabelludo y repartirlo con las yemas de los dedos haciendo círculos. La mascarilla y el acondicionador se distribuirán con el método ‘Praying hands’, juntando las manos para evitar que se produzca encrespamiento (frizz).
  3. Una vez lavado el pelo, habrá que usar una toalla de microfibra o camiseta de algodón para secarlo. Las toallas con rizo crean encrespamiento y deshacen la forma del pelo, su uso está prohibido en el método. 
  4. Llega el momento de la hidratación final y definición (antes del secador). Con un acondicionador sin aclarado se hará al paso del ‘Leave In’. Se trata de extender el producto con la técnica de ‘Praying hands’ o usando un cepillo para distribuirlo mejor. Después, cada persona elegirá como desea fijar sus rizos, con gel o gomina o  con espumas. 
  5. ¿Y qué ocurre con el peinado del cabello? Gracias a la hidratación y soltura del pelo que aporta este método, la mayoría de personas pueden peinarse con los dedos mientras dejan actuar el acondicionador en el momento de lavado. Se considera que utilizar un cepillo o peine destruye la forma natural de los rizos. 
  6. Finalmente, el último paso es el secado. Se aconseja utilizar un difusor, secar por partes y tener paciencia.

¿Es bueno no utilizar champú?

Una de las principales características del método es lavar el pelo con acondicionador y reducir el uso de champú. No obstante, desde la Asociación Española de Dermatología y Venereología alertan de la importancia de utilizar champú o hacer el proceso de “clarificar”, como lo denominan en el ‘Método Curly’.

“El champú elimina la grasa producida por las glándulas sebáceas, donde quedan atrapadas las células muertas del cuero cabelludo, la suciedad o las sustancias que nos apliquemos en él, como lacas o gominas”, comentan desde la institución. Por ello, también es fundamental realizar esta limpieza profunda, con un champú apto, cada cierto tiempo. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar