¿Qué es la rizartrosis y cuáles son sus causas?

rizartrosis

Los principales síntomas de la rizartrosis son el dolor y la pérdida de fuerza.

La rizartrosis o artrosis del pulgar impide hacer el movimiento de pinza, esencial en la vida diaria

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

A pesar de su nombre, la rizartrosis no tiene nada que ver con rizarse el pelo o similares. Se trata de un tipo de artrosis que se produce en el pulgar. En este artículo, los farmacéuticos indican qué es la rizartrosis y cómo abordarla desde la botica.

Lo primero de todo es entender qué es la artrosis, desde el Colegio de Farmacéuticos de Madrid (COFM) explican que es “una enfermedad caracterizada por el desgaste de las articulaciones y los huesos a causa de la edad”. Concretamente, se denomina rizartrosis o artrosis del pulgar cuando afecta a la articulación de la base del pulgar.

Los expertos apuntan que esta articulación es fundamental para hacer el movimiento de pinza, necesario para coger objetos, escribir, usar el móvil, etc. “El deterioro de esta articulación suele ser causa de incapacidad socio laboral“, añaden.

Causas de la rizartrosis

Esta artrosis está causada por un uso intenso del dedo pulgar y tiene una alta incidencia en la población. No obstante, hay ciertos grupos que tienen un mayor riesgo de sufrir esta patología, desde el COFM citan estos factores determinantes:

  • La edad: estas molestias suelen comenzar a partir de los 40-50 años.
  • El sexo: se encuentran más casos en mujeres que en hombres.
  • Las hormonas: si hay desequilibrios hormonales o menopausia precoz, por ejemplo, el riesgo de sufrir rizartrosis se eleva.
  • La genética: los farmacéuticos subrayan que hay enfermedades hereditarias como la laxitud de los ligamentos y la malformación de las articulaciones.
  • Los factores mecánicos: si se tienen lesiones en la articulación del pulgar, si se usa mucho el móvil con el pulgar o si se hacen trabajos físicos con carga directa en manos.
  • La obesidad y vida sedentaria: el sobrepeso también influye directamente en el desgaste articular.

Entre los síntomas de la rizartrosis están: el dolor que aumenta con los movimientos, la inflamación, la disminución de la capacidad de extensión, la deformidad y la pérdida de fuerza en la función de pinza.

En cuanto al tratamiento de la rizartrosis, está estrechamente relacionado con el reposo. Además, en las farmacias venden muñequeras y férulas que consiguen estabilizar el pulgar y mantener la funcionalidad de la mano, de forma que alivian el dolor.

Consejos para convivir con la rizartrosis

Por último, los farmacéuticos del COFM señalan una serie de recomendaciones para aquellas personas que tienen rizartrosis:

  • Prescindir del gesto de pinza que se hace con el pulgar y el índice. Es mejor optar por sujetar los objetos con las palmas de las manos.
  • No realizar muchos movimientos con el pulgar.
  • Usar utensilios eléctricos en vez de manuales (exprimidores, batidoras, etc).
  • No cargar excesivo peso con las manos y distribuirlo entre el antebrazo y el hombro.
  • Realizar ejercicios diarios (estiramiento, flexión y extensión) para fortalecer la musculatura y mejorar la movilidad.
  • Tener utensilios ligeros como cubiertos de plástico o aluminio.
  • Hacer baños de las manos con agua caliente, entre 37-40 ºC, con el objetivo de reducir la rigidez.

No hay que olvidar que el farmacéutico está disponible para asesorar sobre la rizartrosis y otras patologías.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar