¿Qué es la tosferina? Todo sobre la tos convulsiva

qué es la tosferina

Los niños suelen contagiarse más de tosferina.

La tos convulsiva puede ir acompañada de vómitos, asfixia y pausas largas en la respiración

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

¿Tu hijo no para de toser? Puede que tenga tos convulsiva causada por una bacteria, así que lo mejor será llevarlo al médico cuanto antes. En este artículo, los especialistas nos explican qué es la tosferina, sus síntomas y tratamiento.

"La tosferina es una enfermedad infecciosa altamente transmisible causada por la bacteria bordetella pertussis que ocasiona una tos violenta e incontrolable que puede durar semanas o incluso meses. La bacteria causante se encuentra en la boca, la nariz y la garganta", indican desde el Servicio de Información de Salud de la Comunidad de Madrid.

Su transmisión se produce cuando una persona infectada estornuda o tose, ya que las pequeñas gotitas se esparcen por el aire y produce su propagación y contagio con facilidad.

Síntomas de la tosferina

Es importante conocer cuáles son las principales manifestaciones de esta patología, los expertos detallan lo siguiente:

  • Comienza como un resfriado común con congestión nasal, moqueo, estornudos, tos o fiebre leve que aparece a la semana de la exposición a la bacteria.
  • Sin embargo, después de una o dos semanas la tos es muy intensa. "Puede causar accesos de tos violentos y rápidos, hasta que los pulmones se quedan sin aire y la persona tiene que hacer un esfuerzo mayor para respirar, lo cual produce un fuerte silbido", subrayan.
  • Estos episodios de tos fuerte pueden llevar al vómito o a una breve pérdida del conocimiento.
  • De hecho, en los bebés, los episodios de asfixia y pausas largas en la respiración son más comunes que la tos.
  • La infección suele durar seis semanas pero puede alargarse hasta diez semanas.

¿Quién suele contraer tosferina?

Aunque todo el mundo puede contraer tosferina, desde el Servicio de Información de Salud de la Comunidad de Madrid mencionan estos grupos:

  • Los lactantes menores de cuatro meses son el grupo más vulnerable ya que al contagiarse presentan altas tasas de complicaciones y mortalidad.
  • En cuanto a los adolescentes y los adultos, la sintomatología de tos prolongada suele ser leve. No obstante, hay un gran riesgo de transmisión dentro del núcleo familiar.

Tratamiento de la tosferina

Es importante tratar esta patología cuanto antes ya que la persona puede transmitirla desde el inicio de los episodios de tos hasta tres semanas después. Sin embargo, si se empieza a tratar se reduce a "cinco días el periodo de contagio". Los profesionales señalan estas instrucciones sobre su tratamiento:

  • La toma de antibióticos ayudará a acabar con la bacteria y la tosferina.
  • Por otro lado, resaltan que los jarabes para la tos, los antitusígenos y los expectorantes no sirven y no hay que utilizarlos.
  • El mejor tratamiento es la vacunación. "Su uso ha producido un descenso muy marcado de la enfermedad y de la gravedad de la misma, pero la eliminación de la enfermedad nunca se ha alcanzado", lamentan los expertos.
  • En esta línea, se recomienda la vacunación en las mujeres embarazadas para proteger al recién nacido (de 0 a 3 meses).

Consejos para prevenir el contagio de tosferina

Para evitar el contagio de cualquier enfermedad respiratoria como la tosferina, se aconseja seguir hábitos de higiene como:

  • Cubrirse la boca y la nariz al estornudar y al toser.
  • También se debe toser o estornudar en la parte superior del brazo o en el codo, no en las manos.
  • Lavarse las manos de forma habitual con agua y jabón o usar desinfectante si no se pueden lavar las manos.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar