¿Qué es la vitamina E y para qué sirve?

vitamina e para qué sirve

El aceite de girasol es una gran fuente de vitamina E.

Los expertos señalan que la vitamina E está presente en frutos secos, verduras, hortalizas, cereales...

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Contar con una buena salud depende en gran medida de los alimentos que nos metamos a la boca. Por ello, es necesario conocer las diferentes vitaminas que requiere nuestro organismo. En este artículo, los expertos nos cuentan qué es la vitamina E y para qué sirve.

"La vitamina E o tocoferol es una vitamina liposoluble considerada la vitamina antioxidante por excelencia ya que previene frente a la oxidación lipídica y protege frente a los radicales libres y el daño oxidativo", afirman desde la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (Sedca). "Como contribuye sobre todo a prevenir la oxidación de los ácidos grasos poliinsaturados, se recomienda que se consuman ambos nutrientes de forma equilibrada", añaden.

Además, la vitamina E es insoluble en agua. Es decir, no hay pérdidas de beneficios por cocción de los alimentos.

Alimentos con vitamina E

Desde la Fundación Española del Corazón concretan algunos alimentos que son una gran fuente de vitamina E:

  • Las margarinas.
  • Los frutos secos (almendras, cacahuetes, avellanas, nueces, pistachos, maíz dulce…).
  • Las verduras y las hortalizas (guisantes, zanahorias crudas, espinacas, col…).
  • Los cereales.
  • Los aceites vegetales de germen de trigo, de girasol, oliva y algodón. Se deben consumir en su estado virgen en lugar de refinados, siempre que sea posible por sus mayores beneficios para la salud.
  • Turrones y mazapanes.
  • Atún, bonito, caballa y otros pescados en aceite.

Asimismo, recomiendan una ingesta diaria determinada para cada grupo de personas según su edad y condiciones: los niños entre 6 y 7 miligramos, los adolescentes varones y adultos 10 miligramos, las mujeres adolescentes y adultas 8 miligramos; y las embarazadas 10 miligramos.

¿Para qué sirve la vitamina E?

Según los expertos de Sedca, las principales funciones de la vitamina E son:

  • Combatir a los agentes externos oxidantes.
  • Prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Regular el sistema inmunológico y lo prepara para luchar frente a virus y bacterias.

"Puede ser útil para prevenir situaciones que se relacionan con la destrucción de radicales libres, como el envejecimiento, efectos de toxinas ambientales o el desencadenamiento de algunas formas de cáncer", subrayan desde la Fundación Española del Corazón.

Compuestos de la vitamina E

En la misma línea, los profesionales explican que dentro de la vitamina E se engloban dos compuestos moleculares: los tocoferoles y los tocotrienoles.

"Sus características químicas son las que les confieren su poder antioxidante al donar átomos de oxígeno o neutralizar los radicales libres y las especies reactivas, estabilizándolos", apuntan desde la Fundación Española del Corazón, al tiempo que señalan que en los alimentos ricos en vitamina E, la concentración de tocoferoles "es muy superior" a la de tocotrienoles.

Los expertos destacan que su papel es esencial en la preservación de la función y arquitectura de la membrana celular así como bloquear la oxidación del colesterol LDL (mal colesterol). "Este, una vez oxidado, provoca un rápido desarrollo del proceso ateroesclerótico conducente a la formación intravascular de placas de ateroma que son las unidades estructurales clave de la arterioesclerosis oclusiva, favoreciendo con ello el infarto de miocardio, el ictus y la insuficiencia vascular de miembros inferiores", concluyen.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar