Síntomas de un esguince mal curado

esguince mal curado

El esguince mal curado puede conllevar dolor prolongado en la zona.

El reposo y el uso de tobilleras son algunas de las recomendaciones para evitar un esguince mal curado

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Un esguince mal curado puede causarnos dolor durante mucho tiempo. Si no hemos seguido de forma cautelosa las medidas recomendadas, puede ser que esta lesión tarde más en recuperarse. Los expertos nos indican cómo detectar un esguince mal curado y qué podemos hacer.

"Es muy frecuente que tanto niños como adultos se hagan daño en los ligamentos del tobillo. Puede ser al correr, pisar mal o al hacer un giro brusco del pie y se pueden lesionar los ligamentos tanto de la parte externa como interna", afirman desde la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (Aepap).

Estos profesionales apuntan que un esguince mal curado se produce cuando ha habido un daño en los ligamentos y no se han reparado bien. "El ligamento deja de hacer bien su función de movilidad y estabilidad y se pueden sufrir esguinces de repetición. También se puede notar dolor en el tobillo que no se quita", añaden.

¿Cómo detectar un esguince mal curado?

Los síntomas del esguince mal curado suelen ser los siguientes:

  • Falta de movilidad en el tobillo.
  • Dolor e hinchazón que no desaparecen.
  • Esguinces repetidos.
  • Sensación de inestabilidad y que el tobillo falla.
  • Hormigueo o alteración de la sensibilidad en la zona.
  • El pie y el tobillo fallan tras un rato caminando.

No obstante, también hay que tener en cuenta los tres grados o tipos de esguince de tobillo. Estas lesiones no tienen la misma gravedad. Mientras que el esguince de primer grado es leve y no hay rotura de fibras o es muy pequeña, en el de segundo grado la rotura es parcial y en el de tercer grado la rotura es total.

¿Cuándo se produce un esguince mal curado?

Desde Aepap afirman que para que los ligamentos estén curados completamente se necesitan tres semanas. Durante este tiempo, quien sufra el esguince tendrá que:

  • Mantener reposo.
  • Usar tobilleras. Es importante no escayolar ni inmovilizar el pie porque se pierde musculatura. Lo mejor es optar por vendaje o tobilleras.
  • Seguir haciendo actividades básicas.
  • No tomar demasiados antiinflamatorios.
  • Volver a la práctica de deporte cuando se lo recomiende un profesional.

Generalmente, los especialistas recomiendan seguir el protocolo Price para este tipo de lesión. Esto consiste en Protección (con tobillera o vendaje), Reposo, Ice (aplicar hielo), Comprensión (o vendaje funcional) y Elevación (durante las primeras 48 horas).

Tratamiento del esguince mal curado

Para tratar el esguince mal curado, los profesionales señalan que se puede usar una tobillera elástica para tener el tobillo sujeto pero que podamos moverlo al mismo tiempo. En las farmacias se pueden encontrar y pedir asesoramiento a los farmacéuticos.

Por otro lado, aquellos que tienen esguinces de forma recurrente o que creen que no se les ha curado una lesión pasada, pueden hacer los siguientes ejercicios:

  • Para fortalecer el pie, se puede arrugar la sábana con los dedos.
  • Ejercicios de movilidad global con una pelota y desplazar el pie sin que se nos escape.
  • Con la ayuda de una cinta, se pueden realizar tanto ejercicios de resistencia (colocándola en la planta del pie y empujando hacia el lado contrario) como ejercicios de movilidad.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar