Tocofobia: miedo irracional al embarazo y el parto

Miedo al embarazo y el parto

La preocupación es persistente y afecta significativamente al funcionamiento de su vida diaria.

Además de afectar a la mujer, también puede repercutir en la relación de pareja y a su bebé

Sara Cabrero
Se lee en 3 minutos

Aunque muchas mujeres viven el embarazo y el parto como un momento de alegría y celebración, hay muchas otras que sienten verdadero pánico hacia estos acontecimientos. Se conoce como tocofobia y radica como un medio irracional tras una experiencia traumática en primera persona o por un relato hecho por otra persona.

A pesar de que el miedo es, quizás, uno de los sentimientos más presentes en la mujer desde el momento en que sabe que va a ser madre. El problema aparece cuando esta preocupación se convierte en algo persistente. Así, las mujeres que padecen esta fobia evitan la gestación o el alumbramiento de manera natural.

Según la Asociación Española de Matronas, este trastorno lo sufre el cuatro por ciento de las mujeres en la actualidad y se presenta con una sintomatología que se prolonga durante, al menos, un mes y afecta "significativamente" al funcionamiento de su vida diaria y cotidiana:

  • Reviven periódicamente el momento traumático mediante pesadillas o flashbacks
  • Evitan las experiencias que le recuerden a ese momento
  • Presentan alteraciones negativas en el estado de ánimo
  • Aumento de la ansiedad

"Normalmente, a las mujeres se les presenta el parto como un proceso idílico y bucólico, por lo que cuesta imaginar que algunas lleguen a experimentar este mismo trastorno", explican. No obstante, insisten en que, en algunos casos, la vivencia del parto se ha producido bajo un entorno de miedo extremo "como consecuencia de una potencial amenaza para su vida o la de su bebé".

En este sentido, detallan que ni siquiera es necesaria una situación de amenaza real, sino que sería suficiente con la percepción de la madre. "El trauma del parto reside en la mirada de quien lo percibe", apuntan.

¿Cómo evitar la tocofobia?

Se trata de una fobia que, además de afectar a la mujer, también puede repercutir en las relaciones con su pareja y su bebé. Como apuntan varios estudios, la tocofobia puede suponer una sensación de desconexión con el bebé, ausencia de la realidad, pesadillas e irritabilidad. Asimismo, hay evidencias científicas que advierten de que este trastorno puede afectar al comportamiento infantil y a su desarrollo cognitivo.

Con todo, las mismas especialistas defienden que hay "múltiples los factores" que infuyen en el desarrollo de la tocofobia que pueden ser modificables, "especialmente aquellos que dependen de las intervenciones de los profesionales sanitarios", concretan.

De hecho, señalan que llevar a cabo prácticas como las que ahora se comparten podrían "amortiguar en parte" la vivencia traumática previa y las consecuencias que de esta se puedan derivar a corto, medio y largo plazo:

  • Contacto precoz piel con piel con el bebé tras el parto
  • Utilizar planes de parto donde las mujeres reflejan sus preferencias en los cuidados del parto, siempre que sea posible
  • Lactancia materna
  • Empleo de una analgesia adecuada

Por el contrario, se han identificado como factores de riesgo la realización de una cesárea urgente, un parto en el que se utilicen instrumentos obstétricos (fórceps, ventosa, espátulas), la extracción manual de la placenta, la existencia de desgarros perineales graves y el ingreso del recién nacido (separación de la madre y el hijo), entre otros.

Tags
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar