Cuidados para una embarazada ¿Qué hacer y qué no?

Hábitos saludables e embarazadas

Hacer ejercicio leve y de moderada intensidad pueden mejorar el estado de una embarazada.

Estar hidratada, hacer ejercicio físico y descansar son hábitos necesarios durante el embarazo

Cristina Paredes
Se lee en 3 minutos

Llevar unos hábitos de vida saludable es esencial para tener una buena salud, y esto es primordial estando embarazada. Durante esta etapa, la madre se alimenta al menos para dos personas, por lo que, no es el momento para ponerse a dieta o reducir el consumo de calorías. Lo ideal es mantener una dieta equilibrada y abundante de frutas y verduras. Además de consumir calcio adicional, de modo que debe añadir a su dieta alimentos ricos en calcio como leche o sardinas.

El cuidado de nuestra salud y los hábitos de vida son fundamentales durante el embarazo. Existen, todavía, muchos mitos o consejos erróneos a su alrededor, por lo cual, se recomienda pedir consejo al médico o farmacéutico, e informarse siempre con fuentes fiables.

¿Qué hábitos debe tener una embarazada?

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cgof) recopilan los puntos imprescindibles de cuidados y hábitos saludables que se deben cumplir durante el embarazo:

  • Beber muchos líquidos. Los farmacéuticos recomiendas beber al menos 8 vasos de agua al día, para prevenir problemas de deshidratación o estreñimiento.
  • Ácido Fólico. Este ácido fomenta el desarrollo propio del bebe y previene de malformaciones. Se aconseja comenzar a consumirlo antes de estar embarazada.
  • Hacer ejercicio físico. Realizar ejercicios de bajo impacto y de moderada intensidad, como caminar o nadar, son beneficiosos durante la gestación del bebe. Se deben evitar deportes de contacto físico y actividades que acarrean riesgo de caída.
  • Ejercicios de Kegel. Fortalecen y preparan la cavidad pélvica para el parto. Además son beneficiosos para puerperio o postparto.
  • Descansar tanto como sea posible. Durante el periodo de gestación el cuerpo trabaja por sacar adelante dos vidas, por lo tanto, se cansará antes. Se recomienda dormir en una posición cómoda, con cojines entre las piernas, detrás de la espalda y bajo el vientre.
  • Alimentación variada y equilibrada. Para garantizar la salud de la mujer y aportar al bebe todas las sustancias nutritivas necesarias para desarrollarse correctamente.

¿Qué tipo de ejercicios se pueden hacer?

Durante el embarazo, lo habitual, es sentir cansancio y dolor de espalda, para mantenerte en forma y estar preparado para el parto, los expertos recomiendan realizar ejercicio. “el embarazo puede ser el momento ideal para hacer actividad física, incluso si no te has ejercitado durante un tiempo” afirma el personal de la clínica Mayo Clinic. Hacer ejercicio leve y de moderada intensidad puede mejorar tu estado físico y psicológico:

  • Reducir los dolores de espalda, el estreñimiento, la distensión estomacal y la hinchazón
  • Mejorar el estado ánimo y el nivel de energía
  • Ayudar a dormir mejor
  • Prevenir el aumento de peso excesivo
  • Promover el tono muscular, la fuerza y la resistencia

Antes de realizar cualquier tipo de ejercicio, se recomienda acudir a un médico o farmacéutico para más información. Por otro lado, los ejercicios de Kegel ayudan a las mujeres a contraer y relajar los músculos y a liberar flujo de la orina durante la micción. “Una vez haya identificado los músculos, podrá contraerlos y relajarlos mientras esté sentada en una silla” puntualiza el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos.

No se recomienda a las embarazadas hacer ejercicio de alto contacto físico o que conlleve riesgo de recaída.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar