Acetilcisteína: qué es, cuándo tomarla y cómo elimina los mocos

Acetilcisteína

Los adultos deben tomar un máximo de 600 mg de acetilcisteína al día.

La acetilcisteína se puede comprar en comprimidos efervescentes, polvos, solución oral o inyectable

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Las mascarillas no solo nos han protegido del Covid durante más de un año, sino que también han minimizado el efecto de los catarros, gripes y alergias. Ahora que existen más espacios en los que podemos prescindir de la mascarilla, vuelven a aparecer los molestos constipados, más aún si se abusa del aire acondicionado.

Para evitar que los mocos nos arruinen el verano, podemos tomar acetilcisteína, un fármaco sin receta recomendado para estos casos.

Qué es la acetilcisteína y qué trata

 

“Es un fármaco mucolítico que actúa disminuyendo la viscosidad del moco de los bronquios para fluidificarlo y facilitar su eliminación”.

Así lo explica la farmacéutica Irene Suárez, quien añade que está destinado para:

  • Procesos catarrales
  • Gripes con hiperviscosidad bronquial

Se puede encontrar en cualquier establecimiento farmacéutico y elegir entre las diferentes presentaciones: comprimidos efervescentes, polvo/granulado efervescente, solución oral y solución inyectable. También hay complementos alimenticios con otros componentes como son el propoleo o la vitamina C.

Además, no se necesita prescripción médica, así que cualquier ciudadano puede acudir a la farmacia a comprar este artículo. No obstante, es recomendable pedir consejo al profesional farmacéutico a la hora de tomarlo.

Cómo tomar la acetilcisteína

Para tomar la acetilcisteína, los farmacéuticos recomiendan las siguientes dosis:

  • Para adultos, la dosis es de 200 mg 3 veces al día o una única dosis de 600 mg. Nunca sobrepasar ese límite.
  • En niños, la dosis diaria debe dictarla el médico y no se aconseja a menores de 2 años.

Si tras 5 días de tratamiento los síntomas no mejoran o empeoran, habrá que acudir a un médico. Es importante no realizar tratamientos prolongados ni aumentar la dosis.

En cuanto a los efectos secundarios de este fármaco, son leves y transitorios y están relacionados normalmente con trastornos gastrointestinales como vómitos, diarrea o náuseas.

Otros consejos para eliminar los mocos

La principal función de la acetilcisteína es eliminar los fluidos que se generan en el aparato respiratorio, como son los mocos y las flemas. Según explica la farmacéutica Maria-Josep Divins en su artículo ‘Mucolíticos y expectorantes’, la flema no es más que un moco que se ha producido en el tracto inferior del aparato respiratorio.

“La función del moco es mantener la humedad de las vías respiratorias y facilitar a los cilios el desplazamiento de las partículas extrañas hacia el exterior”, concreta la experta. “La flema normalmente es producida en cantidad muy pequeña y se elimina pasando del aparato respiratorio al digestivo por deglución, donde generalmente pasa desapercibida. Cuando su producción excede de lo normal o aumenta su viscosidad, su eliminación se hace más difícil y el organismo intenta facilitarla mediante la tos y la expectoración”, añade.

Además del tratamiento farmacéutico que hemos nombrado, la especialista detalla una serie de consejos para eliminar la mucosidad:

  • Mantener el cuerpo hidratado y beber muchos líquidos. El agua ayuda a mantener un sistema inmunológico fuerte.
  • Utilizar humidificadores para evitar la sequedad ambiental, ya que no es buena para el tracto respiratorio.
  • Evitar lugares con humo, perfumes intensos, polvo, etc. Asimismo, los cambios de temperatura o los lugares con poca ventilación irritan el tracto respiratorio.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar