Domina la tos seca con estos consejos y soluciones de farmacia

Evitar ambientes secos y mantener una buena hidratación reducirá la tos seca.

Las boticas dispensan jarabes y caramelos que calman la irritación de garganta y acaban con la tos seca

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

¿Quién no ha tenido tos seca alguna vez? No es inusual esta reacción de nuestro cuerpo, ya que en el ambiente hay muchos agentes que pueden provocarla como son el polvo, el tabaco, las infecciones, las alergias, los cambios de temperatura, etc. Desde la farmacia ofrecen diferentes soluciones para tratarla como son jarabes o caramelos que concretaremos a continuación.

“La tos es un síntoma muy frecuente en las enfermedades respiratorias y también molesto. Se trata de una expulsión de aire de forma brusca y de carácter explosivo que tiende a eliminar el material extraño presente en las vías aéreas”, explica Carlos Fernández Moriano, del Área de Información del Medicamento del Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof).

Sin embargo, la tos seca no tiene una gran “utilidad en ese cometido” y provoca agotamiento en el paciente y le impide un buen descanso nocturno, según señala el experto. Al contrario que la tos blanda o productiva que sí que permite “eliminar las mucosidades y limpiar las vías respiratorias”.

Soluciones para tratar la tos seca

Cuando la tos seca afecta a la calidad de vida del paciente -produce fatiga y vómitos e impide comer o dormir- se recomienda optar por fármacos que se dispensan sin receta y que pueden ser orales,  jarabes o pastillas para chupar. Fernández concreta los siguientes para eliminar la tos y la mucosidad:

  • Fármacos antitusivos: para suprimir el reflejo de la tos
  • Fármacos mucolíticos: para aliviar la mucosidad
  • Expectorantes: para promover la expulsión de secreciones

En esta misma línea, hay caramelos que combaten específicamente la tos al aliviar la irritación de la faringe y promover la formación de saliva, también tienen un efecto demulcente (protector). No obstante, los pacientes diabéticos deben advertir de ello al farmacéutico o médico, ya que tendrán que tomar un medicamento sin glucosa.

“Si el paciente empeora, o la tos persiste más de 5-7 días a pesar del tratamiento, o si va acompañada de fiebre alta, erupciones en piel o dolor de cabeza persistente, deberá evaluarse la situación clínica y la conveniencia de mantener el tratamiento o detenerlo”, afirma el farmacéutico, quien añade que otra alternativa para el tratamiento de la tos es utilizar plantas medicinales con propiedades mucolíticas y antisépticas (reducen la inflamación). No obstante, siempre hay que consultar a un profesional antes de tomar cualquier medicamento.

Causas de la tos

Este experto farmacéutico señala que hay diferentes causas de la tos, concretamente habla de:

  • Infecciones: catarro común, gripe, amigdalitis, tosferina, etc
  • Inflamación de vías respiratorias: que produce afonía y ronquera
  • Patologías respiratorias como asma o bronquitis
  • Inhalación de humo
  • Tos de carácter nervioso
  • Consecuencia del hábito de fumar (tos matinal)
  • Medicamentos que provocan tos

¿Qué caracteriza este acto reflejo del cuerpo? La tos suele ser más intensa al acostarse o después de hacer deporte y es más frecuente en personas que viven en lugares con alta contaminación.

Consejos para reducir la tos seca

Hay una serie de medidas no farmacológicas generales que pueden ser eficaces frente a la tos seca. En líneas generales, Fernández recomienda lo siguiente:

  • Evitar los ambientes secos (en interiores se pueden usar humidificadores que mantengan un grado de humedad en la habitación en torno al 40 por ciento)
  • Mantener una hidratación adecuada, siendo aconsejable la ingesta de 1,5 a 2 litros de líquido (zumos de fruta, agua, infusiones) diarios. Ello ejerce un efecto mucolítico potente y se facilita la liberación de moco.
  • También puede ser útil la inhalación de vapor de agua con eucalipto, romero, lavanda o saúco.
  • Ventilar adecuadamente las habitaciones para evitar la acumulación de polvo o microorganismos.
  • No abusar de los ambientes con aire acondicionado.
  • Realizar lavados nasales con suero salino fisiológico para expulsar posibles agentes provocadores de la tos.
  • No fumar y evitar el humo del tabaco.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura
  • En la cama, puede ser de utilidad dormir con dos almohadas para mantener la cabeza elevada.
  • Por último, también puede ayudar el consumo de miel, regaliz o caramelos refrescantes para suavizar la garganta.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar