Alzhéimer: cómo detectar los síntomas y claves de bienestar

Alzhéimer

Entre el 5 y el 8 por ciento de la población mayor de 65 años tiene alzhéimer.

El alzhéimer afecta a las funciones del cerebro que controlan el pensamiento, la memoria y el lenguaje

Andrea Pérez
Se lee en 3 minutos

Tener la cabeza en mil sitios puede hacer que nos olvidemos de cosas. No es algo inusual. No obstante, puede ser preocupante si nos ocurre cada vez con más frecuencia y la lista de olvidos aumenta, ya que podríamos empezar a tener alzhéimer. Los farmacéuticos explican en este artículo qué es esta enfermedad, sus principales síntomas y consejos para quienes la sufren y sus cuidadores.

¿Qué es el alzhéimer?

“El alzhéimer es la forma más común de demencia en personas mayores, afecta a las funciones de parte del cerebro que controlan el pensamiento, la memoria y el lenguaje“, explica Iván España en el vídeo del Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof).

El profesional indica que esta enfermedad suele aparecer a partir de los 60 años y tiene una prevalencia de entre el 5 y el 8 por ciento en los mayores de 65. Es más común en mujeres que en hombres y afecta en gran medida al desarrollo de actividades cotidianas.

Síntomas del alzhéimer

La fase previa a desarrollar alzhéimer tiene el nombre de Deterioro Cognitivo Leve (DCL), aunque no siempre evoluciona hasta la demencia. “Se trata de una fase con síntomas de olvido normal pero que todavía no interfieren en el día a día de la persona”, específica Espada.

Entre los síntomas tempranos del alzhéimer, desde el Cgcof señalan los siguientes:

  • Cambios en la personalidad
  • Dudas al hablar o escribir
  • Confusión y desorientación en lugares conocidos
  • Cambio de lugar de objetos
  • Pérdida de habilidad sociales
  • Pasividad en el estado de ánimo
  • Olvido de nombres de seres conocidos
  • Dificultad para recordar cosas recientes

En una fase más avanzada, las personas que sufren alzhéimer pueden dejar de hablar, no reconocer a sus familiares y amigos, presentar incontinencia urinaria o fecal y tener delirios nocturnos. En este sentido, también pueden aparecer otras complicaciones como ansiedad, angustia, agresividad o depresión.

Tratamiento del alzhéimer

“Aunque actualmente no tiene cura, no existe un tratamiento que detenga su avance, sí que existen fármacos en nuestro arsenal terapéutico que consiguen ralentizar su evolución”, afirma Espada.

En este sentido, los farmacéuticos explican que el objetivo de las terapias existentes es “influenciar en el metabolismo cerebral”. “Si bien los tratamientos no curan la enfermedad ni impiden su evolución a largo plazo, sí favorecen la mejoría de las capacidades intelectuales del enfermo durante las primeras fases de la enfermedad, o al menos, el retraso o una ralentización del deterioro”, añaden desde el Cgcof.

Consejos para el paciente con alzhéimer

El día a día de una persona con alzhéimer puede resultar complicado, tanto para quienes sufren la demencia como para las personas de su alrededor. En este sentido, los farmacéuticos señalan varios consejos que pueden ser útiles para facilitar sus vidas:

  • Organizar el entorno para posibilitar sus actividades básicas y evitar accidentes
  • Generar un ambiente tranquilo y reconocible
  • Utilizar sistemas de seguridad para cerrar puertas y ventanas
  • Limitar el acceso a escaleras y cocina y tener cuidado con los objetos punzantes y cortantes
  • Llevar un sistema de identificación (chapa o pulsera) con un teléfono de contacto y una dirección postal
  • Crear rutinas diarias para mejorar la orientación espacial y temporal
  • Utilizar palabras sencillas en un tono cariñoso y darle tiempo para pensar y responder

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar