Bruxismo: ocho soluciones para no apretar los dientes al dormir

bruxismo

El bruxismo puede provocar insomnio y desgaste de la estructura dental.

Ejercicios de relajación, masajes o férulas son algunas de las técnicas para aliviar los dolores

Sara Cabrero
Se lee en 3 minutos

El bruxismo es el hábito involuntario de rechinar o apretar los dientes. Un problema que es cada vez más habitual en la sociedad actual, debido al ritmo de vida que llevamos, con el peligro de que se pueda convertir en un trastorno crónico. Para evitarlo, en este artículo de Apoteka, te enseñamos los diferentes métodos que hay para no apretar los dientes al dormir.

Pero antes, es importante saber distinguir entre los dos tipos de bruxismo que se pueden encontrar: el diurno o el de la vigilia y el nocturno o del sueño. El primero de ellos, como su propio nombre indica, se produce durante el día y, en este caso, se tiende a apretar los dientes, pero raramente a rechinarlos. El bruxismo del sueño, en cambio, ocurre por la noche, cuando aprietas los dientes y también los rechinas. En muchos casos, ambos tipos coexisten.

No obstante, según datos de la Sociedad Española del Sueño (SES), el bruxismo de vigilia es más común, ya que afecta a entre un 22 y un 31 por ciento de la población general. Mientras que el bruxismo del sueño lo sufre un 8,2 por ciento de la población.

Qué hacer para no apretar los dientes al dormir

Sanitas define el bruxismo como el trastorno que "se produce cuando se aprietan fuertemente los dientes superiores con los inferiores y además se mueven de atrás hacia adelante y viceversa, generalmente de forma inconsciente".

Para evitarlo y aliviar el dolor, recomiendan:

  • Protectores dentales o férulas
  • Ortodoncia para alinear los dientes
  • Ejercicios de relajación para plantar cara al estrés
  • Aplicar hielo o paños calientes en la zona para mitigar los síntomas
  • Evitar comer alimentos duros y dulces
  • Beber mucha agua
  • Masajear las zonas donde se produce el dolor
  • Dormir bien y en la postura adecuada (mejor boca arriba)

Sobre el primer punto añaden que "las férulas no resuelven el problema y, aunque desaparezca el dolor mientras se usan, éste vuelve a aparecer si se dejan de utilizar". Por esta razón, recuerdan que es importante tenerla puesta toda la noche e, incluso, por el día en momentos de estrés y así "prevenir los daños que este trastorno puede ocasionar en los dientes y los problemas de la articulación temporomandibular".

"La cirugía en este caso está considerada como una solución de último recurso", subrayan.

Causas del bruxismo

Aunque el estrés y la ansiedad son los factores más importantes del bruxismo, hay otras causas que pueden contribuir a su aparición:

  • Alineación inadecuada de los dientes
  • Factores genéticos
  • Mala alimentación
  • Postura corporal inadecuada (anormalidades articulares y óseas)
  • Trastornos del sueño y/o apnea
  • Tabaco, cafeína y alcohol

Problemas de apretar los dientes al dormir

Sin embargo, aunque algunas personas no presentan síntomas, el bruxismo puede llegar a causar:

  • Dolor de cabeza, mandibular y de oído
  • Desgaste y fractura de los dientes o rotura del esmalte
  • Cambio de la mordida
  • Sensibilidad dental con el frío, el calor o los dulces
  • Insomnio
  • Tensión
  • Ansiedad
  • Problemas cervicales

Por ello, expertos en Odontología de Santiago de Chile consideran fundamental "la detección temprana, diagnóstico, tratamiento y la prevención de sus posibles consecuencias en los pacientes" por parte del pediatra y del odontólogo.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar