Cómo aplicar correctamente un champú para barbas

cuidado de la barba

Para tener una barba impecable es básico disponer de productos de aseo y cuidado específicos.

Para eliminar la suciedad y los malos olores, es necesario aclarar a conciencia y peinar a diario

Sara Cabrero
Se lee en 3 minutos

Para lucir una barba impecable, es necesario llevar a cabo una serie de procedimientos que requieren tiempo y disciplina. En la actualidad, la imagen personal ha potenciado el sector de la cosmética masculina, que en los últimos años ha sacado un sinfín de productos específicos para el hombre. En este artículo de Apoteka, profundizaremos en el champú para barba y cómo debe aplicarse correctamente.

Según Rebeca González, farmacéutica del Servicio Técnico del Colegio de Farmacéuticos de Madrid (COFM), para un correcto cuidado de la barba es imprescindible contar con una recortadora o una afeitadora eléctrica con varios cabezales y peines adaptados. Además, es básico disponer de productos de aseo específicos, como jabones, aceites, bálsamos, ceras y acondicionadores.

De hecho, hay que subrayar que no es conveniente que los hombres empleen los mismos cosméticos que las mujeres, ya que su morfología es distinta y sus necesidades varían. Así, diferentes especialistas señalan en una publicación en Elsevier que, por ejemplo, la piel masculina es más rica en colágeno y que las glándulas sebáceas son más abundantes, grandes y activas.

Además, los mismos profesionales advierten de que los hombres prefieren líneas ligeras y poco perfumadas, así como multifuncionales y de efecto inmediato. En el caso concreto de los productos para barba, indican que es común que su limpieza se efectúe durante la ducha y para ello utilicen los geles de ducha tradicionales o los champús destinados al cuidado capilar. Pero alertan de que "el vello facial requiere el empleo de detergentes, suavizantes, bálsamos y/o aceites específicos para esta zona que mantengan el pelo hidratado y nutrido".

¿Cómo aplicar un champú para barbas?

Según González, la barba está continuamente expuesta a factores externos que deterioran la calidad del vello y la piel, que tiende a acumular impurezas. Por ello, destaca que es necesario llevar una limpieza adecuada para eliminar la suciedad y los malos olores, siguiendo los siguientes pasos:

  • Usar un jabón en pastilla o en gel específico para barbas
  • Aplicar el producto de manera descendente para evitar enredos que ocasionen que el pelo de la barba se rompa al cepillarla
  • Aclarar a conciencia, evitando que queden restos de jabón, pues provocaría sequedad en la piel y un aspecto apelmazado tras el secado
  • Secar la barba con una toalla suave y emplear el secador a temperatura media
  • Peinar la barba a diario con un cepillo de púas, siempre hacia abajo y con delicadeza para no dañar la piel
  • Recortar la barba después de la ducha y cuando esté seca

Por otro lado, la boticaria también afirma que la hidratación de la barba es fundamental para tonificarla, protegerla y nutrirla. En este sentido, recomienda la aplicación de aceites y bálsamos para aportar suavidad y brillo al vello después de lavarlo y secarlo.

Con todo, recuerda que hay que tener especial cuidado a la hora de extender estos productos. De hecho, descarta frotarlos para evitar roturas y defiende que lo más conveniente es hacerlo como si de un masaje se tratara porque, además de hidratar la barba, también la fortaleces.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar