Cómo combatir la caspa en la barba

cuidado de la barba

La caspa es el síntoma más leve de la dermatitis seborreica.

Aunque no es una enfermedad grave, la caspa puede generar cierto complejo por su aspecto antiestético

Sara Cabrero
Se lee en 3 minutos

La dermatitis seborreica es una enfermedad crónica y frecuente que se caracteriza por la presencia de eritema y descamación de la piel en las zonas afectadas, principalmente en el cuero cabelludo y la cara. La caspa, en concreto, representa la sintomatología más leve de esta patología pero puede suponer un problema estético. En este artículo de Apoteka, te desvelamos distintos productos y hábitos de higiene para combatir la caspa en la barba.

Al igual que sucede con el cabello, también se desprenden regularmente de la barba escamas pequeñas, secas y blanquecinas. Aunque no es una enfermedad grave, su aspecto puede generar cierto complejo. No obstante, puedes encontrar una amplia gama de cosméticos en la farmacia para controlar o impedir su producción.

Actualmente, se desconocen las causas de la dermatitis seborreica pero el Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof) advierte de que hay diversos factores que pueden actuar en combinación acentuando el problema. Entre ellos se encuentran:

  • Estrés
  • Trastornos neurológicos, como el párkinson o la depresión
  • Sistema inmunitario debilitado
  • Temperaturas extremas
  • Piel grasa o falta de hidratación
  • Obesidad
  • Uso de determinados champús o lociones, sobre todo, si tienen alcohol

Tratamientos para frenar la caspa en la barba

Los cosméticos para el afeitado y el cuidado de la barba son, por excelencia, los productos que han caracterizado las líneas masculinas. Como apuntan en una publicación en Elsevier, "es común" que la limpieza de la barba se efectúe durante la ducha y, para ello, se empleen geles de ducha tradicionales o champús específicos destinados al cuidado capilar.

Sin embargo, se decantan por el uso de los segundos para que la barba luzca hidratada, nutrida y sin caspa. Así, recuerdan que hay tanto detergentes, como suavizantes, bálsamos y/o aceites para lograr este objetivo.

De hecho, los tratamientos de primera elección para combatir la dermatitis seborreica son por vía tópica. Por ello, se han formulado diferentes champús con el fin de disminuir el efecto antiestético de la descamación capilar que produce la caspa, así como el prurito que sufre el cuero cabelludo. El Cgcof recomienda en los casos leves:

  • Lavar la barba cada dos o tres días con un champú que contenga alguno de estos ingredientes, dejando que actúe entre 5 y 10 minutos antes de aclararlo: sulfuro de selenio, piritiona de zinc, dipiritiona de magnesio, piroctona olamina, bifonazol, flutrimazol, ketoconazol, sertaconazol o ciclopirox olamina, entre otros.
  • Productos con activos que ayuden a reequilibrar el microbioma de la piel, así como a espaciar la aparición de los brotes.

Mientras, en los casos de carácter moderado o grave de dermatitis seborreica, aconsejan:

  • Utilizar los mismos productos anteriores combinándolos, si fuera preciso, con tratamientos a base de corticoides tópicos (prescritos por el dermatólogo) en cremas o lociones.
  • También se pueden combinar con lociones y champús queratolíticos que ayudan a despegar las escamas de la piel. Entre los más empleados, se encuentra el ácido acetilsalicílico, la urea o los alfa hidroxiácidos.

Asimismo, insisten en que se deben eliminar los productos que contienen alcohol y evitar rascarse en la zona afectada por el daño que se ocasiona sobre la piel y por el aumento de una posible infección.

 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Apoteka está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Te puede gustar